Manifestación de pensionistas en la madrileña Puerta del Sol el sábado 2 de febrero de 2019. Foto: EFE/EN
stop

Las plataformas de pensionistas llenan la madrileña Puerta al Sol y congregan a más de 2.000 manifestantes en Barcelona

Barcelona, 02 de febrero de 2019 (17:01 CET)

Las calles de algunas de las principales ciudades españolas vibran al son de las demandas de los pensionistas este sábado. Diversas manifestaciones de jubilados toman lugar en Madrid, BarcelonaValladolid para mostrar su oposición al reciente real decreto ley que el Gobierno aprobó en diciembre para revalorizar las pensiones.

Sin lugar a dudas la más concurrida de las concentraciones se celebra en Madrid, donde algunos medios estiman en 20.000 personas la cuota de participación, aunque aún faltan las cifras oficiales de la Guardia Urbana. Las fotografías y vídeos muestran una Puerta del Sol casi repleta de manifestantes, a los que se han unido también grupos de taxistas.

La movilización sucede mes y medio después de la última manifestación de los pensionistas, en el mismo lugar. Los pensionistas vuelven a las calles por considerar "insuficientes" las medidas recogidas en el último real decreto del Gobierno de Pedro Sánchez, afirmó el portavoz de la plataforma de pensionistas de Rivas, Manuel Escribano.

Los pensionistas exigen una reforma integral

En Madrid se colocaron al frente los grupos de pensionistas y jubilados, que recorrieron con sus pancartas el camino entre la Glorieta de Atocha y Sol, y detrás se colocaron también manifestantes del sector del taxi por la falta de acuerdo con el Gobierno de la Comunidad de Madrid para regular la actividad de las VTC.

Los pensionistas barceloneses, convocados por la plataforma Marea Pensionista, se contaron por las más de 2.300 personas, según los datos de la Guardia Urbana, y marcharon tras una gran pancarta en la que se leía la frase "No al Pacto de Toledo". Y en Valladolid secundaron las mismas demandas unos 500 manifestantes.

Para los taxistas madrileños se trata de la decimotercera jornada de huelga, mientras que para los movimientos de pensionistas se trata apenas del anticipo de una próxima movilización que dicen que será más numerosa, a celebrarse el miércoles 13 de febrero. Esta vez el frío en la capital propició una participación menor, dijeron las asociaciones.

El portavoz de Marea Pensionista catalana, Domiciano Sandoval, reclamó una "reforma integral de pensiones" y criticó que el Gobierno "no se quiere comprometer con la subida de las pensiones de acuerdo con el IPC para el futuro, empezando ya por el año 2020", cuando no se sabe "qué subida vamos a tener".

El real decreto al que se oponen los pensionistas

Según el real decreto de 28 de diciembre, las pensiones suben desde el 1 de enero de 2019 un 1,6% en general y un 3% las mínimas y no contributivas, con un coste global de 2.591 millones de euros y en función de la evolución anual del IPC.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad