Los semáforos de BCN, una licitación en rojo para Trias

stop

TERCER INTENTO DE ADJUDICACIÓN

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias

en Barcelona, 08 de mayo de 2015 (21:19 CET)

El mantenimiento de los 36.000 semáforos de Barcelona es un tema menor que se ha convertido en un quebradero de cabeza para el alcalde Xavier Trias (CiU). El consistorio sacó la licitación en otoño de 2013 y, desde entonces, se ha visto incapaz de adjudicar el contrato por la beligerancia judicial que han mostrado las empresas del sector. El Gobierno municipal ha salvado la papeleta hasta ahora con prórrogas de contratos. A las puertas del verano, se prepara una nueva extensión de tres meses, según fuentes municipales. Si se aprueba, Barcelona sumará dos años con el contrato en suspenso.

Este rompecabezas nació por el modelo de licitación. El consistorio licitó el mantenimiento del servicio mediante una subasta virtual, por lo que primaban los requisitos económicos por encima de los técnicos. La consecuencia fue que las empresas adjudicatarias, Etra y Teva, rebajaron el valor de los contratos de 6 y 5,1 millones a 3,2 y 2,06 millones. Descensos del 47% y el 60%, unos porcentajes exagerados que, según los sindicatos, no cubrían ni los costes laborales. Cuando se conoció el resultado de la adjudicación, sindicatos y empresas descartadas recurrieron al Òrgan Administratiu de Recursos Contractuals de Catalunya, actualmente el Tribunal Català de Contractes del Sector Públic.

Más empresas en la disputa

Finalmente el Tribunal de Contractes resolvió el caso y exigió al ayuntamiento volver a presentar la licitación. El consistorio eliminó la subasta electrónica y fijó un tope para la rebaja máxima de oferta. Esta vez, los ganadores fueron las empresas que ya operaban el sistema desde 2009, cuando se produjo la última licitación del servicio: Televen y Etra. Cuando todo parecía resuelto, una de las ganadoras de la primera licitación, impugnó. Y ganó de nuevo.

El tercer acto y, por ahora último, está en marcha. La licitación ya se ha realizado y ahora se espera el fallo del Consistorio. En paralelo, aún existen dos recursos pendientes de fallo: la empresa Aluvisa impugnó el proceso por haber sido excluida y Televen presentó otro al considerar que otra competidora, Acisa, no debía pasar el primer corte.

El consistorio aseguró que el concurso se finiquitaría esta misma primavera pero los problemas siguen acumulándose. Si finalmente se aprueba la prórroga, Televen y Etra sumarán casi seis años al frente del servicio, aunque dos de ellos en una prórroga de circunstancias.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad