Los simpatizantes de Podemos ignoran la llamada de Iglesias a participar en el programa para el 20D

stop

Apenas un 4% de los inscritos en el partido violeta han votado en la elaboración del documento con el que la formación se presentará a las próximas generales

Pablo Iglesias en una imagen reciente. / EFE

en Madrid, 06 de noviembre de 2015 (11:12 CET)

Sólo el cuatro por ciento de las más de 380.000 personas inscritas en Podemos han participado en la votación del programa electoral con el que la formación morada concurrirá a las elecciones generales del 20 de diciembre. 

En concreto, según ha informado Podemos este viernes, 15.264 simpatizantes, un 3,9 por ciento de los inscritos, ha votado las propuestas del programa elaboradas con la colaboración de expertos y asociaciones de la sociedad civil en un proceso en el que se ha avalado, como era previsible, el paquete de medidas planteadas por la dirección nacional.

La participación más baja


Esta es la participación más baja registrada de todos los procesos de votación celebrados por el partido de Pablo Iglesias. Ya en las primarias para elegir a los candidatos a las elecciones el pasado mes de julio el dato fue bajo -un 15,69 por ciento del total de los inscritos-, y en la votación del programa la participación ha vuelto a caer.

No obstante, desde la formación se insiste en que no sólo cuentan los votos y hacen hincapié en que se ha tratado de un proceso complejo y muy participativo, lo que lo convierte en algo "histórico" en nuestro país.

Repetir elecciones


De toda la batería de propuestas sometidas a esa votación "online", la que más respaldo ha obtenido --13.429 votos-- ha sido una de las presentadas por la dirección nacional, que plantea que el Gobierno pueda ser obligado a repetir elecciones a los dos años de legislatura si incumple su programa electoral.

Podemos quiere que los programas de los partidos sean "entendidos como contratos con la ciudadanía" y que, como tales, en caso de incumplimiento a los dos años de mandato sea obligatoria la convocatoria de elecciones.

Cumplimiento de promesas

La propuesta establece que transcurridos esos dos años se pondrá en marcha en el Congreso una comisión no permanente para analizar si el Gobierno ha cumplido sus promesas, que en seis meses deberá elevar al pleno sus conclusiones.

"De producirse un incumplimiento sustancial y manifiesto del programa, se podrá poner en marcha un proceso revocatorio" con el respaldo de 158 diputados y las firmas del 15 por ciento del censo electoral estatal.

Una vez cumplidos estos requisitos, Podemos plantea celebrar un referéndum para que los ciudadanos decidan si deben convocarse nuevas elecciones por incumplimiento de programa, y si el resultado es sí, el presidente del Gobierno debería convocar los comicios en un plazo de 30 días
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad