Los sindicatos agitan las calles contra Pedro Sánchez. EFE

Los sindicatos agitan las calles contra Pedro Sánchez

stop

Unai Sordo (CCOO) y Pepe Álvarez (UGT) anuncian que se movilizarán el próximo 8 de febrero para forzar cambios laborales

Barcelona, 08 de enero de 2019 (14:21 CET)

Los líderes de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, han anunciado este martes que se movilizarán el próximo 8 de febrero en un "gran acto sindical" para forzar al Gobierno a que derogue determinados aspectos de la reforma laboral de 2012.

"Es el momento de concretar, de ejecutar medidas para la igualdad, para recuperar derechos y salarios", han dicho ambos líderes, quienes han instado al Gobierno a que "mueva pieza y que no se escude en minorías parlamentarias" y lleve "al BOE" aquellas reformas en las que están de acuerdo, "aunque la CEOE no lo esté".

Sordo y Álvarez creen que al Gobierno le toca mover ficha y no escudarse "en minorías parlamentarias" 

Si el Gobierno no da respuesta, los sindicatos culminarán estos dos meses de actividad con una movilización general que “confluirá” con las previstas por la celebración del día de la mujer trabajadora el 8 de marzo.

Esta fecha fecha fue precisamente la que registró más protestas el pasado año, llevando a la calle en demanda de la igualdad de derechos de la mujer. “Hay que pasar de las palabras al BOE”, ha resumido Álvarez.

La negociación colectiva, aspecto clave

Tras el acuerdo con CEOE sobre la recomendación de una subida salarial de hasta el 3% y situar el salario mínimo en convenio en los 14.000 euros anuales, el dirigente de CCOO explicó que ambas organizaciones han convenido que “en el próximo periodo vamos a priorizar de una forma importantísima el impulso de la negociación colectiva”. 

Sordo señaló que la movilización también pretende apelar al Gobierno en el marco del diálogo social, por lo que apuntó que “es el momento de poner en un BOE, trasladar al Estatuto de los Trabajadores, aquellas materias que venimos negociando y aquellos textos que hemos cerrado entre CCOO, UGT y el Gobierno".

Unos acuerdos que deben alcanzarse, como la derogación de los aspectos fundamentales de la reforma laboral y de la reforma de pensiones, en palabras de Sordo, "aunque la CEOE haya decidido no sumarse a ellos".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad