Los sindicatos impugnarán la rebaja de sueldo y horas a los interinos de la Generalitat

stop

TIJERETAZO

La vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega

21 de marzo de 2012 (16:17 CET)

El Govern de la Generalitat no ha avanzado ni un paso en la reunión que ha mantenido este miércoles con los sindicatos presentes en la Mesa de la Funció Pública. De hecho, CCOO y UGT han salido del encuentro con un mensaje claro: “Si finalmente se recorta el 15% del sueldo y el salario del personal interino, iremos a los juzgados”, en palabras de la portavoz de CCOO, Montse Novell. El encuentro ha empezado con mal pie, ya que la secretaria general de la Función Pública, Pilar Piferrer, se ha presentado 25 minutos tarde. “Es lo habitual”, comentan los representantes de los trabajadores.

También denuncian la actitud inmovilista de la portavoz de la consellera de Governació, Joana Ortega, a quien acusan de no querer debatir ninguno de los puntos que le han puesto encima de la mesa para evitar la medida. “Alguien tendría que grabar las reuniones para que quede claro que allí no negociamos”, solicitan desde UGT. Tachan de “farsa” los encuentros con el Ejecutivo de CiU y aseguran que sólo se quieren sentar con ellos para que un tribunal no derogue el plan de ajuste en la función pública por falta de negociación.

Explican que Piferrer ha entrado a la reunión acusando a los sindicalistas “de ir allí con la intención de que no se apruebe el recorte del 15%”. “Alguien le tendría que explicar cuál es nuestra función”, añaden los representantes de ambas centrales. Este miércoles, no han avanzado más allá de discutir sobre un tijeretazo que, para CCOO y UGT, “es injusto, ya que sólo se basa en un modelo de contrato y no en la necesidad de los servicios o los presupuestos”. El argumento principal de la impugnación que quieren presentar.

Tras dos horas de reunión, se han levantado de la mesa sin acordar nada. Los sindicalistas desconocen si les volverán a convocar para dialogar. Tampoco saben si el plan de ajuste en el sector público se aprobará en el consejo ejecutivo del próximo martes ni el efecto que tendrá en el resto del personal de la Generalitat. “Pretenden que nuestra representación se limite a la comisión de seguimiento de unas medidas que desconocemos”, dice Novell.

Medidas de los sindicatos

Antes de entrar en la reunión, el portavoz de UGT, Xavier Casas, ha detallado una propuesta para ahorrar 9 millones de euros de las arcas públicas: la supresión de los 131 cargos políticos eventuales de CiU. En este sentido, los sindicalistas afirman que el Govern encabezado por Artur Mas ha nombrado a tantos cargos de confianza a lo largo del año, que el ajuste inicial que realizó en este sentido “se ha quedado en una medida puramente cosmética”.

Con la rebaja del 15% de los sueldos de los interinos, el Govern ahorrará unos 16 millones de euros. Las dos centrales han propuesto otras dos medidas para sustituir el ajuste: limitar los salarios de los altos cargos hasta conseguir un ahorro general de 1,2 millones y limitar las horas extraordinarias de todo el personal de la Generalitat. En este sentido, denuncian que anualmente CiU gasta 6 millones de euros en los empleados con contratos de dedicación especial de 40 horas semanales y que paga otros 71 millones para complementar los salarios cuando se trabajan más horas de lo estipulado en el contrato. “Necesitamos algo de flexibilidad en este punto, pero podrían ahorrar hasta el 30% de la partida. Y eso son 21 millones de euros”, puntualiza Novell.

CCOO incluso ha ido más lejos. Ha planteado a Piferrer que, si la Generalitat necesita cash, recorte el 1% del sueldo de todo el personal de la función pública en abril como un adelanto del tijeretazo el 3% de la paga extra de verano. Así, tendría a su disposición 9 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad