Los socialistas denuncian una cruzada mediática contra Sánchez

stop

El PSOE no se plantea cambiar de estrategia y confía en que su candidato remontará en el 'cara a cara' con Rajoy

Pedro Sánchez se presentará a la reelección para liderar su partido.

en Barcelona, 09 de diciembre de 2015 (21:42 CET)

El martes por la mañana, algunos diarios hicieron sondeos en sus ediciones digitales sobre el debate a cuatro. La mayoría de los internautas dieron por ganador a Pablo Iglesias. Pedro Sánchez fue, en general, el peor valorado: un 19% en El Periódico, un 7% en El Mundo, un 6% en ABC, un 6% en El Confidencial, un 3% en Economía Digital

¿Estuvo Sánchez realmente peor que Iglesias, Albert Rivera o Soraya Sáenz de Santamaría? En el PSOE piensan que no. Los socialistas se cargaron de la necesaria imparcialidad para ver el debate y concluyeron que su candidato lo hizo bastante bien, que formuló propuestas, que fue el más educado…

La batalla de Internet

¿A qué se debe entonces el pinchazo de Sánchez en las redes sociales? Por una parte, a la fuerza que los partidos emergentes, Ciudadanos y Podemos, tienen en Internet. Pero en el PSOE también otro factor: una cierta inquina de los medios de comunicación hacia su candidatura.

El primer síntoma de ese fenómeno se vislumbró ya durante el debate. La moderadora, Ana Pastor, interrumpió en varias ocasiones al candidato socialista y fue más áspera con él que con el resto de los participantes. No eran imaginaciones de los espectadores. En su día, Sánchez rechazó participar en el programa de Pastor, El objetivo.   

Inquina mediática

"En cuanto acabó el debate y vi a Jordi Ébole decir lo mal que había estado Sánchez, comprendí que íbamos a tener problemas", explica un miembro de la candidatura socialista. El augurio se cumplió. Desde ese momento, han corrido ríos de tinta sobre lo verde que está el líder del PSOE, sobre cómo lo superaron sus rivales, sobre su falta de propuestas…

Un informativo de La Sexta llegó incluso a emitir una crónica sobre un mitin de Sánchez cuyo final consistía en las declaraciones de dos asistentes que aseguraban que su intención era… votar a Pablo Iglesias.

Una grata sorpresa

Con estos antecedentes, los socialistas se sienten un poco huérfanos de calor mediático. En otros tiempos tenían periódicos, cadenas de televisión y emisoras de radio que jugaban a su favor. Ahora, les queda algún que otro diario digital.

Aunque este miércoles se han despertado con una grata sorpresa, un editorial de El País en el que se asegura que "el aspirante del PSOE se ha conducido por encima de lo esperado" y se subraya su "mayor altura política, profundidad de propuestas y un aplomo personal más acorde a lo que se espera de un candidato a jefe del Ejecutivo".

El tirón de Felipe

Ha habido otro empujoncito. Ha llegado desde Espejo Público de la mano de Felipe González, que no ha perdido el tirón entre los votantes socialistas de toda la vida. González ha subrayado su contribución a acabar con el chavismo en Venezuela. Eso lo sitúa en el lado de los buenos, frente a los líderes de Podemos, quienes no ocultan que han sido asesores de Nicolás Maduro.

Estas dos ayudas llegan en el momento más bajo para el PSOE, pero los socialistas confían en que aún pueden remontar. Saben que se la juegan mucho en el cara a cara que se emitirá el lunes por la noche y que enfrentará a Sánchez con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, moderados por Manuel Campo Vidal.

Estrategia invariable

Puede que Sánchez salga fortalecido de ese encuentro, pero sea cuál sea el resultado, el PSOE no piensa cambiar de estrategia. Los socialistas se ven como la única fuerza política con "posibilidades reales de desbancar a Rajoy". Y consideran que es precisamente por eso, por lo que los otros tres partidos en liza atacan a Sánchez.

Fuentes socialistas analizan que los de Podemos son "los comunistas de siempre", cuya función no es otra que "desbancar a la izquierda moderada que representa el PSOE". Aunque reconocen que en esta ocasión "están más unidos" no contemplan ninguna posibilidad "realista" de que Iglesias gane las elecciones.

El único rival para Rajoy

En Ciudadanos sólo ven "una muleta del PP", que "le hace el trabajo a Rajoy" y tampoco se plantean la posibilidad de que Rivera salga victorioso el 20D, ni siquiera de que quede en segundo lugar por delante de Sánchez como apuntan algunas encuestas.

Por último, apuntan a que la estrategia del PP consiste precisamente en potenciar a Iglesias y a Rivera para minimizar a Sánchez que es, en realidad, "el único rival que le puede hacer sombra a la candidatura de Rajoy".

Los socialistas están convencidos de que Sánchez se irá creciendo a medida que avance la campaña y apuestan a que podrán darle la vuelta a las encuestas y obtener un buen resultado pese a la inquina de los medios y la animadversión de las redes sociales, porque la realidad que aprecian en la calle "es muy distinta" a la que reflejan las encuestas.   

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad