Madrid descafeinará la comisión catalana que investigará a la banca

stop

Los altos cargos del Estado citados por Catalunya recuerdan que dieron explicaciones al Congreso

28 de mayo de 2013 (20:58 CET)

Tarde y sin las competencias necesarias para convocarla en los términos anunciados. Es el diagnóstico transversal recogido en las entidades e instituciones madrileñas citadas por el Parlament catalán para la comisión que investigará las malas prácticas en bancos y cajas.

Ni el Banco de España, ni el ministerio de Economía, ni Bankia ni BBVA han recibido aún la comunicación de la Cámara autonómica. Por esta razón, consideran prematuro valorar los objetivos y la causalidad. Dudan de la fortaleza legal del Parlament para requerir la presencia de buena parte de los incluidos. Aunque antes de reaccionar se asegurarán con los servicios jurídicos sobre cuál es la mejor opción.

Poco entusiasmo

Por ahora, todas las respuestas a la citación están abiertas aunque el entusiasmo para viajar a Barcelona es escaso. Las alternativas van desde aceptar la comparecencia hasta declarar por escrito, opción más probable para altos cargos como el ministro de Economía, Luis de Guindos (IND), el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, e incluso para grandes banqueros.

Moncloa insiste, por su parte, que ni Parlament ni Generalitat tienen competencias para elaborar un reglamento que regule a la banca. Esa responsabilidad es propia del organismo que dirige Linde en armonía con De Guindos, según los portavoces del Ejecutivo. El Parlament quiere legislar en materia de contratación de los servicios bancarios desde el marco del consumo.

Fracasos anteriores

Los círculos del poder económico capitalino recordaban el fracaso de las comisiones autonómicas que intentaron investigar antes la debacle de bancos y cajas en los términos planteados ahora por Catalunya. Navarra o Madrid pincharon en propósitos similares meses antes.

La crisis del sistema financiero ha sido un problema, insisten, de toda España. El Congreso de los Diputados dirimió el asunto en la comisión de economía. En ella declararon los requeridos ahora por Catalunya. Desde banqueros a miembros del Gobierno y ex ministros. Incluso el antiguo responsable de CatalunyaCaixa, Narcís Serra.

Comparecencias voluntarias

La presidenta del Partido Popular de Madrid, Esperanza Aguirre, ve favorable este tipo de ejercicios “en aras de la transparencia”. Pero a su juicio las comparecencias deberían ser voluntarias. El caso concreto de Bankia –a la que se investigará en el Parlament— salpicó a “Madrid, Valencia, Castilla La Mancha, la Rioja y Canarias”.

Fuentes jurídicas consultadas por Economía Digital destacan que el Parlament deberá acotar el marco de las intervenciones si quiere tener éxito. Por ejemplo, pedir las explicaciones que correspondan sobre la integración de Caixa Laietana en Bankia, pero “no citar a [Ignacio] Goirigolzarri para fiscalizar su gestión”. “El ejercicio tendría mayor credibilidad si la agenda estuviera más definida”.

Incoherencias

El ámbito financiero y político madrileño señala incoherencias en los 96 nombres pactados por los diputados catalanes. En los desayunos informativos del hotel Palace, cerca del Congreso, causaba sorpresa que se cite al presidente del banco impulsado por Caja Madrid, que absorbió Laitena, pero que no se nombre a Francisco González.

El banquero, presidente de BBVA, se ha quedado Unnim tras comprarla al FROB. “Han gestionado el canje de las preferentes, han aplicado un ERE de 1.200 personas y ni siquiera llaman al responsable territorial [Xavier Queralt]”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad