Madrid paga dos veces por el cuidado de los jardines

stop

DESPILFARRO EN EL MANTENIMIENTO DE LA CIUDAD

Dos jardineros podan un árbol en Madrid.

en Madrid , 14 de mayo de 2015 (22:01 CET)

El Ayuntamiento de Madrid paga una doble factura por el mantenimiento de los jardines y viveros de la ciudad. Además de los servicios que ha privatizado, el gobierno de la ciudad presidido por Ana Botella (PP) también mantiene a una plantilla de 250 jardineros a quienes ha ido quitando trabajo y responsabilidad en favor de los trabajadores de empresas privadas.

El gobierno local despliega desde hace año y medio los contratos integrales que combinan la limpieza de la vía pública y la jardinería en una sola concesión. Ha ido quitando responsabilidades a los 250 jardineros públicos que dependen del ayuntamiento y que tienen mejores condiciones laborales que las de los trabajadores privados.

"Nos sentimos en una situación de mobbing porque cada vez tenemos menos responsabilidades y nos sentimos menos valorados con las transferencias a la empresa privada. Es una sensación incómoda porque no tenemos el trabajo que deberíamos", explica Loreto Nebreda, jardinera del Ayuntamiento de Madrid.

Conflicto abierto

Los jardineros y otros trabajadores municipales afectados han fundado la plataforma para la remunicipalización de los servicios, un movimiento que sostiene que la gestión municipal directa resulta mucho más económica para las arcas públicas, en contra de la tesis oficial que busca la privatización bajo el pretexto del ahorro. El ayuntamiento destinó 2.100 millones de euros a los contratos integrales de limpieza que incluyen calles, parques y jardines y sigue manteniendo la plantilla de jardineros.

La concesión de nuevas responsabilidades a empresas privadas ha levantado molestias entre los trabajadores municipales que se resisten a hacer tareas asignadas que, por contrato, corresponden a empresas privadas entre las que destaca FCC. "No nos negamos a trabajar. Lo que pedimos es que si ese trabajo lo tenemos que hacer nosotros, tiene que haber una detracción de los servicios concedidos a empresas a las cuales el ayuntamiento paga por estos servicios. El ayuntamiento ha abierto requerimientos a varios trabajadores", explican los representantes del sindicato CGT.

Descuido de décadas

Algunos parques madrileños como El Retiro han sido divididos: una parte la mantienen los jardineros municipales y otra las empresas privadas que ofrecen el servicio en un parque en el que han caído varios árboles los últimos meses. Pese al malestar generalizado, los jardineros aseguran que la responsabilidad no es sólo de los últimos recortes sino que se remonta al descuido en el mantenimiento del arbolado durante décadas. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad