Manuel Valls

Manuel Valls prepara otra operación política en Cataluña

stop

El exprimer ministro francés compromete su apoyo a una plataforma catalanista que se lanzará en breve y que se presentará al Parlament de Cataluña

Barcelona, 01 de junio de 2019 (04:55 CET)

Manuel Valls llegó a Barcelona para quedarse. El exprimer ministro de Francia falló en su asalto a la alcaldía de Barcelona, pero su intención es permanecer instalado en la capital catalana como concejal del Ayuntamiento y, en paralelo, seguir con atención los movimientos políticos que continúan sucediéndose en la convulsa Cataluña.

Valls no tiene intención de abandonar la política municipal, pero observa en primera fila la política catalana. Y no sólo eso, sino que está dispuesto a jugar un papel, aunque no sea el de protagonista, en la próxima campaña autonómica. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, se resiste por el momento a poner fecha a las elecciones, pero sus propios socios ya hablan del mes de febrero.

Desde hace varios meses, sectores catalanistas y centristas, liderados por la exsenadora de CiU Eva Parera, trabajan en el lanzamiento de un nuevo partido de cara a las elecciones catalanas. Y Valls está en plena sintonía con ella.

En el episodio de 'La plaza' de esta semana, los analistas discuten sobre las maniobras de Valls y de Ciudadanos 

Parera, ex dirigente de Unió (y luego de Units per Avançar) se ha convertido en los últimos tiempos en una figura codiciada. Recibió la tentación de integrarse en la lista municipal de Jaume Collboni (PSC), pero declinó la oferta. En cambio, sí que aceptó unirse a la carrera municipal de Valls como número 4 de su lista. Su relación política es muy fluida..

El exprimer ministro de Francia confía en Parera, tal y como demostró durante la campaña cediéndole la portavocía de su candidatura. Valls realizó la carrera municipal en Barcelona avalado por Ciudadanos, pero, en realidad, ninguna atadura con el partido y, menos aún, con su líder, Albert Rivera.

De hecho, guarda cierto resentimiento con Rivera porque su idea original era liderar una candidatura cien por cien transversal, pero no fue posible porque el líder de Ciudadanos filtró su nombre como alcaldable del partido naranja.

Valls y Rivera

Aquel pecado original ha condicionado la relación de Valls y Rivera. El exprimer ministro, no obstante, siguió adelante con su carrera municipal, aunque, en todo momento, ha querido demostrar el control de su proyecto político y la distancia que guarda con el de Ciudadanos.

Llegadas las elecciones catalanas, Valls no titubeará a la hora de apoyar un proyecto político distinto al de Ciudadanos. No hay nada cerrado, pero las fuentes consultadas confirman que hay algo más que feeling. "Valls no está en la cocina del partido, ni en ningún caso lo liderará, pero sí, es posible que lo apoye", confirman voces del embrión de partido catalanista-centrista.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad