El conseller de Acción Exterior de la Generalitat, Ernest Maragall. EFE

Maragall renuncia a la vía unilateral pero no a la mediación internacional

stop

Maragall descarta la unilateralidad por ahora pero afirma que no renunciarán a sus "convicciones" y al "proyecto republicano"

Barcelona, 14 de septiembre de 2018 (12:35 CET)

El independentismo que habita las instituciones continúa marcando distancias con la unilateralidad. No la descarta como futuro plan B porque hacerlo sería caer en la "trampa" de fiarlo todo a un proceso de diálogo que puede fracasar. Sin embargo, el gobierno de Quim Torra sí que está trabajando para obtener mediación internacional en contra del criterio de España y de la práctica totalidad de la UE, según confirmó Ernest Maragall.

El conseller de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia afirmó que el Govern de Torra será "exigente" pero que ahora no contempla volver a la vía unilateral, sino que seguirá "sentado en la mesa" de diálogo. No obstante, Maragall aclara que el separatismo no descarta definitivamente la vía unilateral: "Una cosa es que apostamos con toda firmeza por el dialogo y la vía institucional, y otra es que renunciemos a nuestras convicciones y al proyecto republicano", afirmó.

El conseller, afiliado a ERC, ha respaldado así las recientes declaraciones de Oriol Junqueras, presidente de su partido. Junqueras descartó que haya "atajos" para conseguir la independencia, por lo que considera que "cada vez es más obvio" que no hay otra vía que un referéndum pactado. Pero Maragall agrega que el independentismo no descarta del todo la vía unilateral, porque sería "caer en una trampa" si no fructifican las negociaciones con el Gobierno.

El Govern busca mediación internacional para conseguir el referéndum

El consejero catalán manifestó su compromiso de seguir "creando las condiciones" para que las bilaterales con el Ejecutivo de Pedro Sánchez avancen en ámbitos como "el reconocimiento de derechos como el de autodeterminación". Maragall agregó que trabaja en la posibilidad de que se produzca una mediación internacional para conseguir que el referéndum sea una realidad.

"En Europa y el mundo tienen la sensación de que el Estado español no está asumiendo la realidad", afirmó. "No es suficiente con tener razón", agregó, y dijo que hay actores internacionales que le dicen que, antes de contemplar una posible mediación, "hay que esperar que el diálogo dé sus frutos". "Hay algunos países que creen que como ahora hay diálogo directo entre los gobiernos español y catalán ya no hace falta la mediación, pero yo creo que sí que es necesaria", comentó.

Maragall también se refirió a las recientes declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, quien reconoció que personalmente no le agrada que haya políticos independentistas en la cárcel. El conseller consideró positivas estas afirmaciones de Borrell, pero dijo que es "patético" que el Ministerio de Asuntos Exteriores dedique esfuerzos a "combatir la propaganda del independentismo".

El republicano también informó de que la Generalitat trabaja en la reapertura de las delegaciones exteriores en Berlín, Londres, Suiza y Roma, pese a que Borrell presentó un recurso contencioso-administrativo contra la reapertura de las embajadas catalanas en otros países.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad