Margallo reta a Mas: los datos de la independencia se deben contrastar

stop

DEBATE SOBERANISTA

El ministro Margallo con Sánchez-Camacho / EFE

13 de marzo de 2014 (19:07 CET)

Es todavía posible, pero será muy complicado que el Gobierno central y el Gobierno de la Generalitat puedan llegar a un acuerdo, tras el desgaste al que se someten. El debate soberanista ha cobrado una gran intensidad, y el cruce de descalificaciones es ya importante. El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, monopoliza la carpeta catalana en el Ejecutivo español. Y, pese a mantener excelentes relaciones con algunos dirigentes de CiU, Margallo no quiere evitar el choque. Acaba de ultimar un informe que enviará a todas las embajadas españolas, en el que apunta que una Catalunya independiente perdería hasta un 20% de su PIB.

El informe ha concitado las descalificaciones de los miembros del Govern, como el conseller de Presidència, Francesc Homs, quien ha asegurado que eso quiere decir que “ya está en campaña”, y que los datos ofrecidos “no se ajustan a la realidad”.

Comparecencia en el Congreso

El Gobierno considera que si Catalunya se independiza quedaría fuera de la Unión Europea y de la zona euro, y que ello provocaría un gran perjuicio para la economía catalana. Margallo ha insistido este jueves en Barcelona que sería “una catástrofe para Catalunya y muy dolorosa y económicamente perjudicial para el resto de España”.

¿Es cierto?, ¿exagera? El Govern de Artur Mas sigue insistiendo en que Catalunya no debería salir de la Unión Europea, pese a que lo consideren así los tratados europeos. Y defiende que la independencia comportaría el final del déficit fiscal con el resto de España.

Margallo ha dado un paso más allá, y se ha mostrado dispuesto a contrastar todos esos datos, con una comparecencia en el Congreso, si es necesario. En una conferencia de prensa en Casa Asia, en Barcelona, el titular de Exteriores ha querido ofrecer todas las facilidades. "Yo estoy siempre dispuesto a discutir en la Comisión de Asuntos Exteriores en el Congreso, y el director general de Asuntos Económicos en el Parlament, esos datos con otros datos", ha replicado.

Una victoria para Mas

Para el Ejecutivo catalán, en todo caso, se trata de una primera victoria. Si el Gobierno español está jugando con esa fuerza es que hay partido. “Está en campaña”, ha afirmado Homs. Por tanto, el Ejecutivo español habría entrado de lleno, a su juicio, en el terreno de juego que han marcado los nacionalistas catalanes.

Margallo se ha reunido brevemente con el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, justo antes de que el ministro almorzara con empresarios de multinacionales asiáticas.

Y, aunque Duran Lleida, no ha querido ofrecer su versión, --acaba de regresar de Chile-- las críticas de miembros del Govern han sido contundentes. El conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, ha asegurado que que se trata de “margalladas”, recordando las críticas que se hacían a Pasqual Maragall, como “maragalladas”, jugando con el apellido similar. Según el conseller “esos datos no corresponden a ninguna base realista”.

Y el diputado de ERC en el Congreso, Joan Tardà, siempre muy directo en sus apreciaciones, ha constatado: “es una estupidez”, y el Gobierno “hace el ridículo”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad