Marina Geli compró el Hospital Dos de Maig por 20 millones tras perder las elecciones

stop

COMPRA A CRUZ ROJA

La ex consellera de Salut, Marina Geli, en un mitin en Girona

17 de noviembre de 2011 (21:18 CET)

La ex consellera de Salut, Marina Geli, autorizó la adquisición del Hospital Dos de Maig de Barcelona por parte del CatSalut cuando el tripartito había perdido el Govern de la Generalitat y estaba pendiente del traspaso de poderes.

La ex consejera del Consorci Sanitari Integral (CSI) y actual candidata socialista al Senado, Mònica Almiñana, firmó el 17 de diciembre de 2010 la autorización para adquirir por 20,3 millones de euros el centro, propiedad de la Cruz Roja, con un pago inicial de tres millones de euros; 19 días después de la victoria electoral de CiU.

Pero la decisión política se tomó mucho antes. De hecho, en abril de 2008 el consejo de administración del CSI pactó quedarse con el hospital. Entonces faltaba poner una cifra encima de la mesa. Forman parte de este consejo la Generalitat, los ayuntamientos que albergan antiguos hospitales de la Cruz Roja y la propia institución benéfica.

Según ha podido saber Economía Digital, el pago inicial no se ha llegado a realizar por una prohibición expresa del actual responsable de la Salut catalana, Boi Ruiz. Cuando la operación fue conocida por los nuevos gestores, se decidió abortarla inmediatamente al considerarla poco oportuna por el estado de la caja del Departament. Al no consumarse la venta, el centro hospitalario continúa en manos de Cruz Roja.

Propiedad de los trabajadores

El actual titular de Salut intenta ahora resolver la operación con la participación del personal del centro como compradores. Los trabajadores del Hospital Dos de Maig esperan la aprobación del plan financiero que preparan para presentarlo a Cruz Roja con el aval de la Generalitat, informan fuentes conocedoras del proceso.

Cuando reciban luz verde, CatSalut concertará el centro y seguirá integrado en la red pública. Por otro lado, la Cruz Roja podrá alojar su sede corporativa en el edificio, ya que hay espacio disponible para hacer el traslado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad