Mas advierte de que el ‘no’ del Congreso a la consulta es un ‘no’ a la democracia

stop

Homs asegura horas antes del debate que Catalunya “votará igual” pase lo que pase en Madrid

El president de la Generalitat, Artur Mas | EFE

08 de abril de 2014 (14:00 CET)

Caras alegres, pero con el convencimiento de que la situación seguirá bloqueada. Los diputados catalanes han ido apareciendo en el Congreso de los Diputados, preparando sus intervenciones para defender la consulta soberanista con una idea central muy clara: la defensa del derecho a decidir se debe formular en Madrid como un paso más dentro del guión ya establecido, que es “votar y votar”. En eso no hay fisuras entre Joan Herrera, de ICV, Marta Rovira, de ERC y Jordi Turull, de CiU.

Un diputado del PP catalán, que ha ido acompañado de una comitiva numerosa del partido, aseguraba a Economía Digital que las cosas han ido demasiado lejos, y que hay poco margen para todos. Ese mismo argumento lo comparten diputados del PSC, también presentes este martes en el Congreso, aunque los socialistas insisten en que queda como única respuesta una “necesaria” reforma de la Constitución.

La consulta, una finalidad en sí misma

El hecho es que mientras la cámara baja se prepara en estos momentos para acoger, a partir de esta tarde, el debate político más trascendental seguramente en esta legislatura, el Govern que preside Artur Mas ya ha dejado claro que no piensa quedarse con los brazos cruzados.

Mientras el PP insiste en que este martes se constatará el final de un camino hacia la autodeterminación de Catalunya, el Ejecutivo catalán está dispuesto a seguir adelante. La confusión en el Gobierno central es que ha considerado, hasta hace bien poco, que se podría llegar a un entendimiento a través de mejoras en el autogobierno o del modelo de financiación. Y este martes, el propio Rajoy, --que intervendrá, aunque el PP sigue sin confirmarlo-- abrirá alguna puerta. Pero la consulta se ha convertido en una finalidad, en un objetivo al que Mas ni quiere ni puede renunciar.

Como en la Edad Media

Por ello, el conseller de Presidencia, Francesc Homs, ha adelantado su conferencia de prensa en Barcelona para poder estar esta tarde en Madrid. Y lo ha hecho para, en boca del propio Mas, insistir en que el ‘no’ de los diputados españoles no significará parar el proceso. Según Homs, el Govern desea convocar una consulta con la “colaboración” del Gobierno central, pero si no la obtiene --y no la obtendrá--“votaremos igual”. “Votar se votará, ¿o van a suspender la democracia en Catalunya?”, afirmado.

La frase sugiere que Mas vuelve a pensar en convocar unas elecciones anticipadas que podrían coincidir con la fecha pensada para la consulta, el 9 de noviembre. Mas no quiere adelantar los comicios, pero ahora nadie sabe qué puede ocurrir.

Sugiere también Homs que el Govern podría convocar la consulta igualmente al amparo de una ley catalana de consultas, con el convencimiento de que no sería anticonstitucional.

Homs ha insistido en vincular la propuesta del independentismo catalán con la democracia, con palabras muy duras especialmente hacia el PP. “Entienden la política como algo de despachos y tribunas de estadios deportivos, entienden la democracia como el ordeno y mando de arriba abajo, y les deben chocar debates como el de este martes, que acaban con visiones ridículas, como un duelo entre hidalgos de la Edad Media”, ha sentenciado Homs.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad