Mas afirma que las finanzas de la Generalitat no se recuperarán hasta 2013

stop

El presidente reconoce que la situación actual de las arcas públicas es “complicada pero superable” y hace un llamamiento “a la confianza”

Artur Mas signando el nombramiento de los Consellers

04 de enero de 2011 (17:16 CET)

“La situación financiera de la Generalitat es muy complicada, pero superable”. Usando esta afirmación como premisa, el presidente catalán, Artur Mas, ha asegurado este martes que la recuperación económica catalana no se producirá hasta 2013. Así, ha anunciado que el año que acabamos de empezar y el próximo se realizaran “ajustes importantes”. “Las cosas que haremos durante 2011 no gustaran, pero se deben abordar porqué si no controlamos los gastos el país lo pagará durante muchos años”, ha declarado el convergente haciendo a la vez un llamamiento “a la confianza, porqué tenemos muchos activos. Catalunya es un país fuerte”.

En la primera reunión del Consell Executiu, se ha querido “dar ejemplo”, en palabras del president, y el Govern ha dado luz verde a la segunda línea de mando de la Generalitat “reduciendo un 23% las unidades directivas”. Así, se ha pasado de 177 altos cargos que había en el último tripartito hasta los 136. En la práctica, esto significará “el ahorro anual en materia de salarios de entre 3 y 4 millones de euros, según nuestros cálculos”.

Igualmente, Mas ha explicado cuál será la hoja de ruta para la reordenación de la Generalitat que el lunes anunciaba el conseller Mas-Colell. En como mucho tres semanas se nombrarán los nuevos cargos de confianza de la federación, aplicando también “criterios de austeridad”; en dos meses “se organizarán los departamentos por debajo de las direcciones generales” y, finalmente, se pasará revista a las entidades dependientes del Govern catalán. Esta última etapa significará la desaparición de organismos y consorcios siguiendo “el análisis de coste/ beneficio y utilidad/ dimensión”, y se realizará a lo largo del primer semestre.


Déficit de 7.800 millones

Con todo, el presidente ha comentado que en estos momentos CiU está completando “la fotografía de la realidad” financiera de la Generalitat. La primera sorpresa con la que se ha encontrado es el déficit de 2010, que puede llegar a los 7.800 millones de euros según las primeras previsiones con las que trabaja el Govern. “Me gustaría decir que la herencia que hemos encontrado se ajusta a los objetivos de déficit pactados [con el Gobierno de Zapatero, 2.600 millones], y la situación es peor de la que creíamos”, ha criticado el presidente.


Un escenario que “obliga a hacer más esfuerzos y a aplicar una austeridad máxima en 2011”, ha reconocido. En cuanto a medidas concretas, el convergente ha señalado que aún no se ha anunciado por dónde se pasan las tijeras “porqué esperamos a tener la fotografía completa”.

Entonces también se elaboraran los presupuestos del 2011, ya que ahora el Ejecutivo funciona con una prórroga de los de 2010. Mas no ha detallado ningún calendario, se ha limitado ha comentar que se necesitaran “semanas” para terminar la radiografía de las finanzas de la Generalitat y más “semanas” para conseguir presentar unos nuevos presupuestos con las medidas de austeridad incluidos. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad