Mas anuncia un punto de 'no retorno' si no se deja emitir deuda a Catalunya

stop

El President de la Generalitat anúncia quejas dentro y fuera de España si no se deja financiar al Govern

Artur Mas

20 de enero de 2011 (12:10 CET)

El President de la Generalitat, Artur Mas, ha contestado con dureza al anuncio de prohibición de la emisión de deuda si no se cumplen los objetivos de recorte del déficit en Catalunya. Mas ha afirmado que si se produce la intervención de las finanzas catalanas, las relaciones entre Catalunya y España llegarán a un “punto de no retorno” .

"Espero que no llegaremos a este punto, porque sería un punto sin retorno", ha avisado en declaraciones radiofónicas, destacando que el Estado debe facilitar una salida porque si Catalunya no saliera adelante afectaría al resto de España.

Pese a admitir que el Estado es quien tiene la sartén por el mango, Mas ha reclamado al Estado que cumpla con los compromisos firmados con Catalunya porque, en caso contrario, ha advertido de que la Generalitat tiene "mecanismos para actuar dentro y fuera de España" para explicarse.

Según recordó, el pasado 24 de noviembre el gobierno central aseguró que Catalunya cumpliría el déficit fijado y ahora dos meses después "nos encontramos con una desviación del 50%, y "cuando te has desviado un 50%, este déficit se te come".

En cualquier caso, el presidente ha reafirmado: "Tenemos que hacer frente a la situación", aunque, según ha manifestado, sea una "situación heredada con responsabilidad dividida entre el gobierno catalán y el central". "La situación es la que es, no haremos bandera contra nadie, pero lo hemos de explicar". Eso sí, ha dicho Mas, "no trabajaremos en contra". Y en este sentido, afirma: "Hemos de empezar dando ejemplo." Por ello, "hemos reducido consejerías, departamentos y cargos eventuales", y recordó así la austeridad que quiere llevar a cabo en el seno del gobierno.

En la misma línea, el presidente recordó, como ya anunció este miércoles en el Parlamento, que pretende reducir el gasto público en torno al 10%. Esto quiere decir, afirmó, que las consejerías deberán hacer sus cuentas más eficientes y deberán priorizar. Ahora bien, replicó que el Estado debería garantizar que tendrá los mismos ingresos que en 2010, y para empezar, los 1.000 millones de euros del fondo de competitividad, porque "te dicen que sino el gobierno central hará un déficit impresionante y te lo adjudican a ti ". Y recordó que "lo que está firmado y pactado, está firmado y pactado".

Encontrar soluciones


El objetivo para Mas es "encontrar soluciones, ordenar la casa, reparar las vías de agua e ir adelante", un trabajo que augura que durará un par de años, "momento en que lo tendremos ordenado".

Además, ha pedido la colaboración de los otros grupos parlamentarios, algunos de los cuales sí han tenido responsabilidad. El jefe del Ejecutivo les pidió que no pongan obstáculos, ya que "pueden ayudar a solucionarlo. En esta línea, ha pedido a los partidos catalanes que no obstaculicen los presupuestos públicos del 2011 para hacer frente a la situación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad