Mas apura hasta las vacaciones las explicaciones del 'caso Palau'

stop

El President comparecerá ante la Comisión de Asuntos Institucionales, tal y como pactó con ERC

El presidente de la Generalitat, Artur Mas | EFE

25 de junio de 2013 (13:49 CET)

Agosto es un mes inhábil para el Parlament de Catalunya. Se constituye la Diputació Permanent, que sólo se reúne en casos excepcionales como un incendio destacado. El día antes de que los diputados empiecen sus vacaciones ha sido el elegido por el Presidente, Artur Mas, para dar explicaciones sobre el caso Palau.

No lo hará ante el hemiciclo. El líder de CiU hablará en la principal comisión que existe en la cámara catalana, la de Asuntos Institucionales, tal y como pactó con ERC en la última junta de portavoces celebrada la semana pasada.

Reglamento

La elección de esta fecha ha levantado polvareda en los partidos de la oposición. Ya se han oído las críticas por dar la cara el último día hábil de las sesiones parlamentarias. Incluso hay diputados que aseguran que se trata de una falta de respeto a la cámara catalana.

De hecho, han señalado que el President no cumple con los plazos estipulados el reglamento para dar información. Si la última sesión de control tuvo lugar el 19 de junio y allí fue cuando se comprometió a dar la cara por el caso Palau, Mas sólo dispone de un mes a partir de esta fecha para dar las explicaciones pertinentes, defiende la oposición.

Disponibilidad del President

La vicepresidenta del Gobierno, Joana Ortega, ha manifestado por escrito a la Mesa de la Cámara que el President no dispone de más fechas para comparecer en la comisión antes del 31 de julio. Por ello, dilata hasta ese momento su participación en la comisión.

Estas explicaciones no han convencido al resto de grupos con presencia al hemiciclo. Han reclamado que en los próximos días el Govern registre un nuevo documento en el que justifique los motivos por los que Mas no puede comparecer antes. Si tiene problemas de agenda, quieren el detalle de dónde estará para eludir la cita parlamentaria.

Informe de la Fiscalía

No es la primera vez que CiU escoge la última semana de julio para dar explicaciones sobre el caso Palau. En 2012, ya ocurrió lo mismo. El entonces secretario general de CDC, Oriol Pujol, esperó hasta el 27 de julio del año pasado para asegurar que su partido no se había beneficiado ni del Palau de la Música ni del Orfeò Català.

Ahora, el President debe dar la cara a raíz del informe de Fiscalía en el que se decía que existen indicios claros de que, presuntamente, CDC habría cobrado 6,6 millones de euros en comisiones ilícitas de la institución musical con la colaboración de Félix Millet y Jordi Montull, la cúpula en el momento del latrocinio.

En la última sesión de control, Mas declaró que un informe de Fiscalía tenía el mismo valor que uno de la defensa. También defendió que había “muchos errores” en el escrito y que su contenido era falso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad