Mas busca la máxima agitación para declarar como imputado ante el juez

stop

La resaca electoral

Artur Mas, Ada Colau y Núria de Gispert, en la ofrenda a Lluís Companys en el 75 aniversario de su fusilamiento / EP

en Barcelona, 14 de octubre de 2015 (23:00 CET)

A Artur Mas le espera un jueves de infarto. El presidente tiene una agenda repleta que empieza bien temprano con la conmemoración del fusilamiento de Lluís Companys y acaba entrada la noche con su asistencia a la entrega de los premios Planeta.

Pero la cita más importante, la ineludible, la tiene a las 10.00 horas de la mañana y es ante el juez. El presidente de la Generalitat declarará por los delitos de desobediencia, malversación de caudales públicos, obstrucción a la justicia y prevaricación que se le imputan por haber organizado el referendo alternativo del 9N.

Irá con 400 alcaldes

Declarar en calidad de imputado es un mal trago para cualquiera, pero Mas no piensa pasarlo en solitario. El president acudirá al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) acompañado nada más y nada menos que de 400 alcaldes de su partido, CDC, casi la mitad de los de toda Cataluña, que cuenta con algo más de 900 municipios.

Además, las entidades independentistas, Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural, han puesto autocares a disposición de los ciudadanos de fuera de Barcelona para que puedan acudir a las puertas del Palacio de Justicia a apoyar al presidente.

Revivir la jornada del martes, pero con más intensidad

La idea es revivir, aunque con mayor intensidad, la jornada del martes, cuando ya declararon, también imputadas por los mismos delitos, la consellera de Ensenyament, Irene Rigau, y la ex vicepresidenta Joana Ortega. Ambas estuvieron arropadas por una multitud, que se manifestó durante todo el día en el paseo Lluís Companys.

La presión fue tan intensa, que el TSJC se vio obligado a emitir un comunicado denunciando el "ataque" a la justicia y pidiendo respeto por su trabajo. Su petición no fue escuchada. Al contrario, TV3 se sumó a la protesta y emitió un programa informativo especial de apoyo a Mas.

¿Echará la culpa a los voluntarios?

La principal duda es si el president se defenderá de las acusaciones con el mismo argumento que Rigau y Ortega: negando cualquier implicación en la organización del 9N y culpando a los voluntarios o si se autoinculpará por la celebración de ese referendo que había prohibido el Tribunal Constitucional.

Si opta por esta segunda posibilidad, Mas se puede convertir en una especie de mártir por la causa del independentismo. Algo que tendrá su transcendencia si se tiene en cuenta que el jueves se cumplen precisamente 75 años del fusilamiento de Companys a manos del franquismo.  

Homenajes a Companys

El nacionalismo celebrará ese aniversario. Empezará la noche del miércoles con un llamamiento, que ya se ha efectuado a través de las redes sociales, para que los ciudadanos coloquen velas en sus balcones en recuerdo del ex presidente de la Generalitat republicana. Seguirá al alba con una marcha a Montjuïc de la cúpula de ERC alumbrada por antorchas y culminará con varios homenajes florales en toda Cataluña.     

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad