Mas centra el 'caso Palau' en los responsables de finanzas de CDC

stop

SESIÓN DE CONTROL

19 de junio de 2013 (13:02 CET)

El PP, Ciutadans, y también Esquerra Republicana, han reclamando al President Artur Mas, con distintos tonos y matices, que comparezca en el Parlament para ofrecer explicaciones sobre el caso Palau.

Los grupos parlamentarios han reaccionado tras el informe de la Fiscalía Anticorrupción que implica a Convergència Democràtica con la empresa Ferrovial, en una trama “criminal”, que habría aportado al partido 6,6 millones de euros, utilizando como instrumento el Palau de la Música. Y Mas ha aceptado el reto. “Siempre he dado la cara y lo haré de nuevo”, ha asegurado en la sesión de control del Parlament.

Confianza en los tesoreros del partido
 
Pero Mas ha dejado claro que no podrá aportar muchas novedades. Con un tono áspero, el mismo que ha recibido por parte de Alicia Sánchez Camacho y de Albert Rivera, Mas ha asegurado que el informe de la Fiscalía “es falso”. Pero ha añadido que esa es la información que tiene por parte de los responsables de las finanzas de Convergència. “Creí en ellos en su momento, y lo vuelvo a hacer ahora”, ha afirmado.
 
El President comparecerá en el Parlament antes de que finalice el actual periodo de sesiones, en julio. Incluso Esquerra Republicana, que impidió en febrero la comparecencia de Mas por la misma cuestión, ha reaccionado ahora pidiendo al líder de CiU que se explique.

¿Quién declara?

El presidente de Esquerra, Oriol Junqueras, después de una larga reflexión, ha sugerido, más que reclamado, a Mas que se explique para no alimentar especulaciones.
 
Y aquí es cuando Mas ha insistido en que él no ha sido llamado, en ningún momento, a declarar, ni en calidad de testigo ni como imputado a diferencia de otros dirigentes de CDC, especialmente los que se encargaron de las finanzas del partido. “Pongamos las cosas en su sitio”; ha sentenciado.

El problema del 4%
 
La bronca ha llegado con la intervención de Sánchez-Camacho. La presidenta del PP catalán ha recordado a Mas que el informe de la Fiscalía llega a conclusiones similares a las de la comisión parlamentaria de la pasada legislatura.

Y se ha dirigido a Mas con un latiguillo, emulando a Pasqual Maragall en 2005. “Ustedes tienen un problema, y es el 4%”, en relación a las supuestas comisiones de CDC por la concesión de obras públicas.

'Caso Bárcenas'
 
Mas no se ha mordido la lengua y ha recriminado al PP catalán que no haga lo mismo en Barcelona y Madrid. “Yo doy la cara, ¿lo hacen ustedes con todos los casos de corrupción que le estallan al PP cada semana?”
 
El President ha pedido que se deje trabajar a la justicia, y que el proceso judicial siga su curso. Pero ha querido incidir en que un informe de la Fiscalía “tiene el mismo valor que un informe de la defensa”, y que no se juzgue nada antes de hora. También ha pedido que la atención se dirija también sobre el asunto del Hotel del Palau, que afecta al Ayuntamiento de Barcelona y a la Generalitat, cuando las dos instituciones las gobernaba el PSC.

El PSC se centra en los acuerdos con Madrid
 
Precisamente, el PSC ha dejado de lado el asunto de la investigación del caso Palau. Su primer secretario, Pere Navarro, ha reclamado a Mas que siga el ejemplo de su conseller de Política Territorial, Santi Vila, y busque acuerdos con el Gobierno central, como ha ocurrido con las Cercanías de Renfe.
 
Navarro ha pedido a Mas que tenga el “coraje” de aproximar posiciones, y que se reúna con dirigentes del PSOE, como el andaluz José Antoni Griñán, que apuesta, como el PSC, por una reforma Constitucional.

ERC, la oposición amable
 
Es decir, en esa curiosa situación en la que se encuentra Esquerra Republicana, la formación que lidera Oriol Junqueras ha actuado esta vez más de oposición --con tono amable, eso sí-- que un supuesto bronco PSC, supuestamente alejado de las tesis de CiU.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad