Mas-Colell dice ahora que habrá presupuestos a final de año

stop

El conseller revela que el Gobierno de Rajoy calculará las balanzas fiscales

28 de junio de 2013 (12:03 CET)

Cada mes que pasa, se añaden más dificultades. El Govern de CiU sigue sin presentar los presupuestos de 2013. En primer lugar porque su socio, Esquerra Republicana, no quiere asumir nuevos recortes, y, en segundo lugar, porque tanto CiU como ERC quieren saber antes cuál será el objetivo de déficit que le otorga el Gobierno central.

Y esa decisión se demora en el tiempo. El conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, después de participar este jueves en el Consejo de Política Fiscal y Financiera con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha asegurado que espera presentar las cuentas de 2013 a finales de año, cuando, en realidad, entre octubre y diciembre debería tener prácticamente elaborados los presupuestos, pero de 2014.

Techo de gasto y déficit

Esa es la realidad que Mas-Colell ha admitido en una entrevista en Catalunya Ràdio, aunque ha considerado que la Generalitat se ha podido adaptar con el nuevo techo de gasto, con un déficit provisional del 1,2%. Montoro ha ofrecido ya el 1,3% de déficit, pero cada autonomía negociará, de forma bilateral, un déficit a la carta. En las próximas semanas, la Generalitat espera conseguir un déficit superior, que se acerce al 2%.

El caso es que el propio Mas-Colell ha considerado que la Generalitat no puede funcionar con una prórroga de los presupuestos durante todo el año, pero será así, porque la previsión ahora es la de presentar las cuentas en el Parlament a finales de año.

El PP y las balanzas fiscales

El conseller ha revelado también que Montoro ha mostrado su predisposición para elaborar las balanzas fiscales, un hecho que ningún Gobierno del PP ha concretado nunca. El precedente es del Gobierno del PSOE, bajo la presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero, y con Pedro Solbes como ministro de Economía. En 2008 se presentaron las balanzas fiscales con los datos de 2005.

“Lo peor de las balanzas fiscales es negar su importancia. Por lo tanto es muy buena noticia que el Ministerio las calcule", ha afirmado Mas-Colell. Según el conseller, las balanzas son una ensalada de números que ofrecen información sobre todas las relaciones entre la administración central y las autonomías. Pero ha admitido que hay dos métodos de cálculo, y que cada uno de ellos puede dar tres resultados distintos.

Al margen de todo, el conseller ha considero que el presupuesto de 2013 será “restrictivo” y que se deberá seguir reduciendo el gasto. De cara al 2014, Mas-Colell entiende que en el lado de los gastos poco se podrá reducir, y que el ajuste se deberá “centrar mucho” en el lado de los ingresos.




Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad