Más de 160.000 personas en BCN exigen que se reciba a los refugiados

stop

Una multitud inunda las calles del centro de Barcelona. Las organizaciones nacionalistas aprovechan para pedir un Estado propio que acogería a los que demanden asilo

Cabecera de la marcha en defensa de la acogida de refugiados. / EFE

Barcelona, 18 de febrero de 2017 (19:05 CET)

Hacía dos horas que la manifestación había empezado a marchar por el centro de Barcelona, y todavía había gente en la plaza de Urquinaona, el punto de partida, que no se había podido movilizar.

Alrededor de 160.000 personas, según la Guardia Urbana de la ciudad, han marchado para exigir a las autoridades españolas, y del resto de la UE, un mayor compromiso con los refugiados que llegan a Europa. La gran mayoría portaba camisetas violetas, como si fuera un río en movimiento, con pancartas y lemas que decían "Cataluña, terra d'acollida" (Cataluña, tierra de acogida) y "¡Prou excuses! ¡Acollim ara!" (¡Basta de excusas! ¡Acojamos ahora!").

Todos los partidos del arco político catalán –excepto el PP-, junto con diversas organizaciones como SOS Racisme, Papeles para Todos, Proactiva Open Arms, así como sindicatos y otras 200 entidades sociales dieron su apoyo. Además, se ha recogido más de 70.000 adhesiones de todas partes del mundo.

El reclamo es para ampliar la cuota de refugiados. Por ejemplo, España se había comprometido a recibir a 17.000 personas, pero solamente 744 han sido aceptados por el Gobierno, o sea, un 4,38% de lo comprometido. En cuanto a Cataluña, de las 1.250 plazas para refugiados que se ofrecían, sólo un tercio se han ocupado. Y en toda la Unión Europea, de los 160.000 solicitantes de asilo, nada más que el 7% ha obtenido su estatus.

Qué reclaman

La alcaldesa Ada Colau dijo que la marcha debía convertir a Barcelona "en la capital de la esperanza, de la defensa de los derechos humanos y de la paz", y reclamo que los Estados europeos garanticen la seguridad de los que buscan refugio en sus fronteras.

 

 

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha destacado que la marcha es "una manifestación cívica en la que queremos hacer oír nuestra voz ante la UE y España", y ha añadido que "queremos que España cumpla con sus compromisos".

La legisladora catalana Sonia Sierra (Ciudadanos) ha solicitado que "España cumpla sus compromisos y haya una buena acogida" para lo que ha considerado necesario "una respuesta conjunta para demostrar que Europa está unida en valores y solidaridad" y para pedir que "se acelere el proceso de acogida".

Reclamo del independentismo

Los representantes soberanistas han aprovechado los micrófonos para sostener que, si Cataluña fuera un Estado independiente, tendría una mayor cuota de acogida. Por ejemplo, el diputado de ERC Gabriel Rufián dijo "somos un pueblo de pueblos. Creo que la nueva república catalana será un país de todos y para todos. Cataluña será un país de todos o no será".

En tanto, la diputada de la CUP Gabriela Serra afirmó "el gobierno español está fallando, pero eso no es excusa para que el gobierno catalán no haga todo lo posible. Si hace falta desobedecer, desobedezcamos, porque no hay legalidad ni UE que nos haga perder la obligación moral de acoger a quienes huyen de sus casas y buscan refugio. Hablamos de seres humanos que quieren salvar la vida", ha resaltado Serra.

El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ha dicho que "el pueblo de Cataluña demuestra una vez más que es solidario, que es de acogida" y que "por eso pedimos un Estado propio, porque pensamos que lo podremos hacer mejor".

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad