Más de 300 políticos están imputados en supuestos casos de corrupción en toda España

stop

Valencia, Baleares, Catalunya y Galicia son las zonas con más investigaciones en curso

Jaime Matas, ex presidente de Baleares

01 de enero de 2013 (16:38 CET)

Más de 300 políticos españoles están imputados en presuntos casos de corrupción que se desarrollan en todo el territorio pero que afectan especialmente a comunidades mediterráneas como Baleares y la Comunitat Valenciana. Otras regiones las siguen de cerca en este ránking como es el caso de Catalunya o Galicia.

Además, en este nuevo año están en marcha investigaciones sobre la gestión de distintas entidades financieras como Bankia o la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), de cuyos consejos de administración formaban parte diversos políticos.

Los casos de corrupción afectan a todos los niveles de la administración y las investigaciones en marcha salpican tanto a quienes han sido miembros del Gobierno –como el exministro José Blanco-- como a dirigentes autonómicos y numerosos alcaldes y responsables municipales.

Baleares


Según recuerda EP, alguno de los casos más llamativos de corrupción descubiertos en el seno de una comunidad autónoma son los abiertos en Baleares y que suman casi un centenar de imputados entre cargos y ex altos cargos públicos. La mayoría tuvieron lugar durante la última legislatura del expresidente Jaume Matas, imputado por alrededor de una docena de casos relacionados con la corrupción y la financiación irregular del PP balear durante su mandato.

Entre las operaciones en marcha en las Islas Baleares destacan casos como el que investiga las actividades presuntamente irregulares cometidas a través del Instituto Noós, que presidía Iñaki Urdangarin, o el caso Over Marketing, en el que está implicado el popular Pere Rotger, que recientemente dimitió de su cargo como presidente del Parlamento autonómico aunque mantiene el escaño.

Comunitat Valenciana

También en el ámbito autonómico son numerosos los casos abiertos en la Comunitat Valenciana. De hecho, en las Cortes autonómicas hay nueve diputados del PP con imputación formal por casos relacionados con delitos de corrupción, mientras que Pedro Hernández renunció a su escaño el pasado día 4 tras ser condenado a tres años de prisión por su gestión al frente del ayuntamiento de Torrevieja.

Hace pocas semanas dimitió también en la Comunitat Valenciana José Manuel Vela como conseller de Hacienda por la presunta filtración de un documento que había pedido el juzgado. Diversos ex altos cargos de la administración de Francisco Camps están implicados también en los numerosos casos abiertos en la comunidad, entre los que destacan investigaciones tan importantes como la operación Gürtel o el caso Noós.

Corrupción municipal

Sin embargo, la mayoría de los casos de corrupción abiertos en España se despliegan por sus más de 8.000 municipios, en los que hay casi medio centenar de exalcaldes y una treintena de regidores en el poder que están siendo investigados judicialmente. Algunos de estos mandatarios envueltos en casos judiciales son alcaldes de ciudades tan importantes como Murcia, Alicante, Lugo, Valladolid o Sabadell. A estos se suman varias decenas de concejales también implicados en estos escándalos locales.

La mayoría de los alcaldes imputados lo están por delitos relacionados con la prevaricación o la especulación urbanística.

Galicia y Catalunya

En Galicia son numerosos los casos judiciales que afectan a diversos municipios y que han llevado a la imputación a alrededor de una docena de sus alcaldes; además de provocar la dimisión de otros alcaldes como los de Santiago de Compostela, Gerardo Conde Roa, que dejó el cargo después de no haber declarado 291.000 euros en concepto de IVA de la venta de unas viviendas de su promotora.

En mitad de la campaña electoral gallega se destapó la Operación Pokemon que investiga una supuesta trama de concesiones de servicios en varios ayuntamientos gallegos y que ya ha supuesto la destitución de dos alcaldes y la imputación de un tercero.

También hay numerosos casos que relacionan a políticos con instituciones en casos de financiación. En Catalunya está abierto el caso Millet, que estudia la presunta financiación irregular de CDC a través del Palau de la Música y del enriquecimiento de la cúpula de esta centenaria institución cultural barcelonesa. Además del expresidente de la entidad, Fèlix Millet, y el exdirector financiero, Jordi Montull, están imputado el extesorero de CDC, Daniel Osàcar, y el exsecretario de Comunicación y actual director de Comunicación del Ayuntamiento de Barcelona, Mar Puig.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad