Mas: “Es insólito y preocupante, pero seguiremos adelante”

stop

REACCIÓN DEL GOVERN

Rajoy y Mas, en un encuentro en enero./EFE/Toni Albir

08 de mayo de 2013 (14:54 CET)

La suspensión de la declaración soberanista por parte del Tribunal Constitucional ha dejado a los dirigentes políticos catalanes asombrados. El President Artur Mas, desde el Parlament, ha afirmado que se trata de una decisión “insólita, y preocupante”, pero ha añadido que el camino emprendido “seguirá adelante”, con el argumento de que la resolución aprobada en el Parlament no fue el producto de “unos iluminados”, sin la consecuencia de una mayoría surgida de las urnas.

Ese principio democrático es el que utilizará el Govern de la Generalitat a partir de ahora para dejar claro que se moverá por las mayorías políticas que pueda ir consiguiendo.

Todo igual

Mas ha afirmado que no piensa modificar el Consejo Asesor para la Transición Nacional, ni la comisión en el Parlament que, precisamente este mismo miércoles, ha comenzado a trabajar. Mas, en cualquier caso, ha pedido al Constitucional que cuando emita la sentencia definitiva lo haga “con prudencia, sentido común y equidad”, y que atienda “al principio de radicalidad democrática”.

Esa será la máxima: el Parlament ha aprobado una resolución que contó con la mayoría de los votos de los diputados. Pero el Gobierno mantiene los criterios jurídicos, que el Constitucional defiende: Catalunya no es sujeto jurídico y político, pese a que se apruebe por una mayoría. Ese es el choque.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad