Mas gasta medio millón en preguntar cómo hacer un ICO

stop

Deloitte y PwC asesorarán a la Generalitat en la propuesta que presentará al Banco de España

12 de agosto de 2013 (11:46 CET)

El presidente de la Generalitat, Artur Mas (CiU), se ha gastado más de medio millón de euros en los asesores que le ayudaran dibujar un Instituto de Crédito Oficial (ICO) a la catalana. En concreto, dos de las big four españolas, Deloitte y PwC, junto a otras dos compañías tecnológicas, diseñarán el nuevo proyecto.

La Generalitat quiere exigir al Banco de España una ficha bancaria para que el Institut Català de Finances (ICF) se convierta en homólogo del ICO. Con ello, el Ejecutivo catalán podrá acudir a los mercados financieros y ganar, así, una nueva vía de financiación.

PwC y Deloitte

Para ello, ambas consultoras ayudarán al Govern ha estructurar su propio ICO y a dotarlo de las herramientas políticas y legales que compitan con el organismo estatal. En el proceso, PwC cargará la mayoría de la responsabilidad y, a su vez, la que hará más caja con el instituto del crédito catalán.

En concreto, la consultora ha ganado dos contratos. El primero, por valor de 156.090 euros, se dirige a actualizar los manuales de políticas, procedimientos y control de riesgo del ICF, informa Expansión. El segundo, adjudicado por 62.920 euros, se ocupa del asesoramiento de implementación de la auditoría interna en el ICF. Entre los dos, PwC se embolsará 219.010 euros.

Sistemas informáticos

Por su parte, Deloitte asumirá el asesoramiento y acompañamiento en el proceso de solicitud y tramitación de la ficha bancaria. Por ello, la consultora se adjudica un contrato valorado en 179.987 euros.

El sistema informático correrá a cuenta de las tecnológicas Astro Servicios y E-Tic Sistemes. La primera se ha adjudicado un concurso relacionado con la tecnología Oracle por 66.523 euros, mientras que la segunda compañía se encargará del desarrollo de los sistemas informáticos con tecnología J2EE. Con la adjudicación ganará 60.490 euros.

Competencia estatal


A estos nuevos contratos se tienen que sumar otros dos: uno que ya ganó Deloitte centrado en las obligaciones fiscales, y un segundo a BDO sobre prevención de blanqueo de dinero.

Pero este no es el único proyecto que Mas tiene entre manos para hacer frente a un organismo estatal con el único fin de encontrar nuevas vías de financiación. Al ICO catalán se suma el Gordo de Navidad, la Grossa, que la Generalitat prepara para el 31 de diciembre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad