Mas justifica el recurso contra su órgano de transparencia

stop

El Govern argumenta que tiene la “obligación” de defender el trabajo “bien hecho” en la privatización de Aigües Ter Llobregat

Andreu Mas-Colell, Artur Mas y Francesc Homs tras la reunión del Consell Executiu / Generalitat

22 de enero de 2013 (20:13 CET)

El Govern de la Generalitat ha intentado quitar hierro a la decisión de recurrir la resolución de su organismo de transparencia en los concursos públicos, el Òrgan Administratiu de Recursos Contractuals de Catalunya (OARCC), sobre la privatización de Aigües Ter Llobregat (ATLL).

“Los organismos técnicos pueden tomar decisiones que las partes no estén de acuerdo”, ha afirmado el President en la rueda de prensa tras la reunión del Consell Executiu. Además, avisa que no será la última ocasión que acaben ante en el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) para debatir una resolución del OARCC. “Aunque sean casos menos mediáticos”. Las decisiones de este organismo, creado a partir de las normas de la Comisión Europea, tienen carácter ejecutivo. Mas recuerda que tanto el Ejecutivo como el órgano de mediación “actúan con libertad e independencia”.

Mas-Colell: “No pasa nada si no ganamos”

En línea con los argumentos del President, el conseller de Economia i Coneixement, Andreu Mas-Colell, ha asegurado en la misma rueda de prensa que su “obligación” es defender el trabajo que se hizo en la mesa de contratación de ATLL, formada básicamente por técnicos del departamento de Territori i Sostenibilitat, que ha liderado el proceso.

El político confía en que el Tribunal dé la razón a la Generalitat y Acciona Agua, la compañía que actualmente gestiona ATLL y ha presentado un recurso en el mismo sentido. “Y si no, no pasa nada”, asegura Mas-Colell. Esta declaración choca con la argumentación de la Generalitat en su recurso ante el TSJC para defender la concesión de la gestora de aguas: afirma que se tendría que sumar un desvío del 0,51% del PIB catalán a las cifras del cierre del ejercicio 2012. En la misma comparecencia, el político ha reconocido que el déficit llega al 2,3%, muy lejos del 1,5% del PIB exigido por el Gobierno central y Bruselas.

Mas-Colell recuerda que existe una oferta alternativa para gesionar ATLL, la del consorcio liderado por Aguas de Barcelona (Agbar). “Hay unos pasos pautados y normalizados” para hacer el posible cambio. “No somos la única administración a la que le pasa esto”, sentencia el responsable de economía de Catalunya.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad