Mas lanza un ultimátum a Esquerra para aprobar las cuentas de 2013

stop

FINANZAS PÚBLICAS

Artur Mas y Oriol Junqueras, en el Parlament./EFE/Andreu Dalmau

14 de mayo de 2013 (21:36 CET)

La posición de algunos dirigentes de Convergència es de extrema “perplejidad” ante el comportamiento de Esquerra Republicana y de algunos responsables del propio partido, de CDC, que han “mimetizado” la propia posición de los republicanos. Es el mundo al revés, aseguran.

El president Artur Mas, aunque mantiene oficialmente que querría un objetivo de déficit del 2% en 2013 para aprobar los presupuestos, y que espera la decisión final del Gobierno central, quiere ya una respuesta de Esquerra. En caso contrario, todo lo acordado quedaría en papel mojado. El ultimátum ya se ha producido desde diferentes instancias a la dirección de Esquerra.

Esquerra no se mueve

El Govern de CiU quiere aprobar las cuentas de 2013. Un gobierno no puede funcionar sin presupuestos, aunque ya se haya aprobado una nueva prórroga para adaptar las cuentas del 0,7% inicial, al 1,2% que, por el momento, el Ministerio de Hacienda ha otorgado a las comunidades autónomas. Los empresarios presionan, las conversaciones en privado con dirigentes de CiU, son taxativas. La Generalitat no puede funcionar sin presupuestos.

Pero Esquerra Republicana se mantiene en su posición. Ahora, cuando las negociaciones del conseller de Economia, Andreu Mas-Colell, con los ministros Cristóbal Montoro y Luis De Guindos, han posibilitado que se hable de un déficit cercano al 2%, Esquerra no se mueve.

Fuentes del Govern recuerdan que los republicanos estaban dispuestos a pactar las cuentas con un 1,5% de déficit. Ahora, el porcentaje final podría estar sobre el 1,8%, algo que el Ejecutivo de Artur Mas estaría dispuesto a aceptar, consciente de que deberá realizar nuevos ajustes para que la Generalitat pueda acceder de nuevo a los mercados para financiarse.

Logro de Mas y Mas-Colell

Se trata de un avance claro, trabajado, y que ha liderado Mas-Colell, con el apoyo de Artur Mas. El Govern es consciente, además, de que ese “déficit a la carta” le está costando a Montoro y al propio Rajoy un enorme desgaste con los presidentes autonómicos de su propio partido. Extremadura, Madrid, y Castilla-La Mancha lideran un movimiento en contra de que se permita a Catalunya un déficit mayor del 1,2% inicialmente aprobado para todas las comunidades.

Sin embargo, y CiU es especialista en esa extraña estrategia –el día después al acuerdo con el PP sobre un nuevo modelo de financiación en 2001, Jordi Pujol aseguró que era insuficiente-- algunos dirigentes de Convergència han “interiorizado” la posición de Esquerra y, tras acercarse a ese 2% de déficit, aseguran que los presupuestos no se podrán aprobar si no se llega al 2,1%. “Increíble, pero eso así”, asegura un dirigente de CDC.

Rull, Turull, Homs, ¿militantes de ERC?

Esos mismos dirigentes ya no saben si Josep Rull –secretario general de CDC, en sustitución de Oriol Pujol--, Jordi Turull, portavoz de CiU en el Parlament, o el propio Francesc Homs “han ingresado ya en Esquerra Republicana”.

El hecho es que si no hay presupuestos, la subida de impuestos con la que el Govern quería recaudar unos mil millones de euros adicionales, no se producirá. Las modificaciones de impuestos, como el de sucesiones, o del Patrimonio, o la tasa para las bebidas refrescantes, o los nuevos tributos medioambientales se iban a introducir a través de la Ley de Acompañamiento que se lleva al Parlament en paralelo con los presupuestos.

Zombies en manos de Junqueras

La alternativa sería introducir en el Parlament las medidas, ley a ley, con un desgaste enorme que afloraría la negociación entre CiU y ERC, y con el resto de grupos políticos.


Por todo ello, el PSC insistió ayer en reclamar a Artur Mas que presente los presupuestos.

El portavoz parlamentario del PSC, Maurici Lucena, consideró “insólito” que el Govern no haya presentado las cuentas en la cámara catalana. Según Lucena, “es un Govern que actúa como un zombie en manos de Esquerra”.


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad