Mas lleva a CiU a sus cotas más bajas y se hundiría con 35 diputados

stop

ENCUESTA ELECTORAL

20 de junio de 2013 (14:06 CET)

El problema electoral de CiU es de una enorme trascendencia. Pierde por todos sus flancos. Electores que se sienten desubicados y siguen indecisos, pero también votantes que se inclinan por ERC. El hecho es que, según el nuevo sondeo del Centre d'Estudis d'Opinió, CiU perdería las elecciones y pasaría a ser la segunda fuerza política, con entre 34 y 35 escaños, 15 menos que los actuales 50 diputados en el Parlament. Casi la mitad de los 62 que tenía antes de las elecciones del pasado 25N.

Y ganaría las elecciones Esquerra Republicana, con entre 38 y 39 diputados, casi del doble de los actuales 21 escaños. El PSC seguiría cayendo, aunque no puede bajar mucho más, y se situaría en 16 o 17 diputados.

'Sorpasso'

Al margen de la eficacia de las encuestas, de los márgenes de errores, el CEO sí muestra esta vez un hecho importante. Según su director, Jordi Argelaguet, en el último barómetro ERC superaba a CiU en intención directa de voto, pero no en la estimación de escaños.

Ahora la cuestión ha cambiado, y los republicanos figuran en primera posición en los dos ámbitos. “Tenemos elementos para pensar que ya podemos dar por buena esta dinámica que ya se podía intuir hace cinco meses”, según Argelaguet. Es decir, que Esquerra ha dado el 'sorpasso' a CiU.

Lectura independentista

¿Por qué se produce este movimiento de fondo? Los dirigentes de CiU están muy divididos sobre la lectura de las encuestas. Un diputado de Convergència asegura que el catalán más joven que pudo votar la Constitución tiene hoy 57 años, y que las propuestas de diálogo y de consenso con los gobiernos españoles ya no sirven.

Asegura que las palabras del ex secretario de organización de CDC, Miquel Roca, o de Felipe González, dejan muy fríos a las nuevas generaciones de catalanes, y que éstos abrazan ya las tesis soberanistas.

Esa interpretación constata que la pérdida de apoyos electorales de CiU se debe, principalmente, a su tibieza o a la cacofonía de voces en el seno de la federación nacionalista. Y que la posición de Josep Antoni Duran Lleida “no ayuda en absoluto” a que los electores de CiU sepan qué defiende de verdad en estos momentos la federación que lidera Artur Mas.

El CEO preguntó a 2.000 personas entre el 31 de mayo y el 13 de junio de 2013. Y sigue la línea que apuntó hace unas semanas la encuesta de Gesop para El Periódico de Catalunya.

Junqueras, el mejor valorado

El nuevo sondeo del CEO ofrece algunas pistas sobre lo que le ocurre a CiU. Sólo el 57,4% de votantes de CiU repetiría la misma opción. Esa es su fidelidad de voto. Un 14% de ellos optaría por Esquerra, y un 12% se muestra indeciso.
En el caso de Esquerra, la fidelidad es altísima. Hasta el 87,3% repetiría el mismo voto.

En la encuesta, además, los dos líderes mejor valorados son los dos dirigentes republicanos, Oriol Junqueras en Barcelona, y Alfred Bosch en Madrid, con un 5,75 y un 5,44 respectivamente. Mas aparece en cuarto lugar, por detrás de Joan Herrera, de ICV.

El PP también baja posiciones, y pasa de los actuales 19 escaños a una horquilla entre 13 y 14 diputados. ICV se mantiene, con 13 escaños. Ciutadans sigue subiendo, y llegaría a los 12 diputados, por los 9 de ahora. Y la CUP pasaría de 3 a 6 diputados, logrando grupo propio.

Bajan los federalistas

Respecto a la apuesta por la independencia, el sondeo del CEO muestra que los partidarios del 'no' han crecido en tres puntos, pero los favorables son mayoría, con el 55,6%, por el 23,4% que votarían en contra en un supuesto referéndum.

El 47% se muestra, además, partidario de un estado independiente, por el 22,8% que desearía mantener la autonomía y el 21,2% que querría un encaje federal de Catalunya en España. Pero esta última opción, y aquí el PSC debería tomar nota, ha caído, según el CEO, siete puntos en un año.

A pesar de todo, el paro sigue siendo el principal problema de la ciudadanía, seguido de la crisis económica.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad