Mas: "No creo en casualidades, la Fiscalía y la Guardia Civil dependen del Gobierno"

stop

COMPARECENCIA EN EL PARLAMENT

El presidente catalán Artur Mas es el número cuatro de Junts pel Sí por Barcelona

Barcelona, 02 de septiembre de 2015 (17:34 CET)

Al grano. Aunque con una introducción larga. El President Artur Mas ha querido pasar al ataque, y desea aprovechar el registro policial en la sede de la fundación de Convergència, Catdem, y de la del propio partido, por el supuesto cobro de comisiones por obra pública, del pasado viernes, para denunciar una operación política.

"Ahora, en estas circunstancias de la vida, ya no creo en casualidades, con actuaciones de la Fiscalía y de la Guardia Civil, que dependen jerárquicamente del Gobierno".

Con esas palabras se ha despachado en el Parlament en su comparecencia en la Diputación permanente de la cámara catalana. Mas ha insistido en que, con los "precedentes" de los últimos meses, el Ministerio de Interior "no ha tenido, precisamente, buenas prácticas, no ha tenido actuaciones ejemplares". En esa operación policial, además, según el mandatario catalán, "se buscó el espectáculo, porque se avisó, previamente, a los medios de comunicación, con agentes de la Guardia Civil que se pasaron horas sin hacer nada, buscando un secretario judicial".

Fiscalizar las contrataciones públicas

Ha añadido Mas que ese día había un acto político importante, el de su propia candidatura, Junts pel Si, y que se trató, también, de oscurecerlo, en un momento en el que ya estaban las elecciones convocadas y la legislatura disuelta.

Y que su gobierno ha creado en la última legislatura una oficina para fiscalizar las contrataciones públicas, y que se ha tomado "muy en serio", mejorar las buenas prácticas y la transparencia de la administración, en relación a los contratos públicos, en referencia a las supuestas comisiones que habría pagado la empresa Teyco. 

Defensa del derecho a decidir

Previamente, Mas ha justificado la propia convocatoria electoral, al asegurar que el Estado "ha negado, desde todos los ángulos, del derecho y del revés, el derecho a decidir del pueblo catalán, y se ha intentado todo desde 1978", para que Cataluña fuera reconocida, a su juicio.

El 27 de septiembre tendrá, al margen de lo que diga el Gobierno, según Mas, un carácter plebiscitario. "En la noche del 27S se contarán votos a favor y en contra" de la independencia, ha clamado el jefe del ejecutiv o catalán, y número cuatro en la lista de Junts pel Si.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad