Mas nombra a sus 11 'consellers', con Joana Ortega como mujer fuerte del Gobierno

stop

Ferran Mascarell se da de baja verbalmente del PSC dando carpetazo a las críticas de los socialistas por formar parte de un Ejecutivo convergente

Artur Mas signando el nombramiento de los Consellers

28 de diciembre de 2010 (14:43 CET)

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha signado este martes el decreto de nombramiento de los once consellers de su Gobierno, además de nombrar a Germà Gordó secretario. En la distribución de poderes el líder convergente mantiene la vicepresidencia que se creó en el segundo tripartito, convirtiendo a Joana Ortega en la mujer fuerte del Ejecutivo. Así, la número dos en la lista de Barcelona será en la representante de Unió con un cargo más importante y que completa con la titularidad de Gobernación y Relaciones institucionales.

Los nuevos responsables tomaran posesión de sus carteras el miércoles a las 12 del mediodía, justo antes de la primera reunión del Consell Executiu y el traspaso de poder con los consellers salientes. Mas ha cambiado el nombre de algunas áreas como muestra de las prioridades del nuevo Ejecutivo catalán. Ahora Andreu Mas-Colell (Independiente) es el responsable de la cartera de Economia y Conocimiento y Lluís Recoder (CDC) de Territorio y Sostenibilidad.

Igualmente, se regresa a la denominación de Enseñanza en lugar de Educación, ámbito liderado por Irene Rigau (CDC) y se añade Familia a la conselleria de Bienestar Social a la que regresa Josep Lluís Cleries (CDC). Boi Ruiz (Independiente) será el responsable de la cartera de Salud; Felip Puig (CDC) de Interior: Josep Maria Pelegrí (UCD) de Agricultura, Ramaderia, Pesca, Alimentación y Medio Natural; Francesc Xavier Mena (Independiente) de Empresa y Ocupación; Pilar Fernández Bozal (Independiente) de Justicia y Ferran Mascarell de Cultura.

Mascarell deja el PSC


Este último nombramiento le había costado a Mascarell muchas críticas por parte de los miembros del PSC, que le acusaban de dar la espalda al proyecto socialista justo cuando se estaba posicionando para encabezar una candidatura alternativa a Jordi Hereu para Barcelona o incluso presentarse conjuntamente con el alcalde socialista. El titular de Cultura ha dado carpetazo a estas valoraciones dándose de baja del partido verbalmente, tal como ha confirmado el secretario de organización y financias socialista, José Zaragoza.

“El señor Mascarell ha preferido cambiar de proyecto político”, ha sentenciado Zaragoza, asegurando que desde el PSC entienden este fichaje como un gesto hostil de Mas y ha tachado de “regreso al pasado” devolverle la cartera de Cultura que en su día ya le otorgó Pascual Maragall. A su vez, el viceprimer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha revelado que le sorprendió la decisión de Mascarell pero también ha hecho una valoración a su favor: “No es un mercenario”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad