Mas ofrece ahora a la CUP que le examine en diez meses

stop

Ofrece una moción de confianza para ser fiscalizado sobre la hoja de ruta soberanista con el fin de lograr ahora la investidura

Artur Mas, en el debate de investidura en el Parlament

Barcelona, 12 de noviembre de 2015 (10:45 CET)

Otra vuelta de tuerca. Artur Mas ha ofrecido una moción de confianza en diez meses, para lograr este jueves la investidura de manos de la CUP.

En la segunda sesión de investidura, en la que sólo necesitaría una mayoría simple, más votos a favor que en contra, Mas ha asegurado que "se debe superar la actual situación de bloqueo, que no es buena para nadie".

A la desesperada

Y para lograrlo se someterá a una moción de confianza, poniendo el cargo a disposición del Parlament, con la idea de que sea fiscalizado sobre la hoja de ruta soberanista que pretende iniciar.

Los diputados de la CUP se han reunido de inmediato, y la sesión de investidura seguirá con la intervención de todos los grupos. La CUP mantiene su negativa a investir a Artur Mas, pero esa iniciativa de Mas ha sido totalmente inesperada. El presidente en funciones actúa a la desesperada para obtener la reelección.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad