Mas pide a los catalanes superar el "conflicto permanente" con España

stop

El presidente catalán asegura que la mejor forma para conseguirlo es la democracia, el espíritu pacífico y el anhelo de libertad

El presidente de la Generalitat, Artur Mas

27 de abril de 2013 (13:57 CET)

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha confesado este sábado que existe un "conflicto casi permanente" entre Catalunya y España desde hace al menos tres siglos.

Para acabar con esta situación, Mas ha pedido los catalanes jugar con sus mejores cartas que, a su juicio, son la democracia, el espíritu pacífico y anhelo de libertad.

En la presentación de los actos de conmemoración de la caída de Barcelona en 1714, el presidente catalán ha lamentado que en el trasfondo de este conflicto hay un choque de culturas. "La cultura española tradicionalmente ha intentado imponer, mientras que la catalana ha intentado fundamentarse en el pacto", ha subrayado. 

Máxima unidad 

Mas ha pedido unidad para que el sentido de país que Catalunya ha demostrado durante tres siglos se convierta en un "sentido de Estado" que le permite ser sujeto político y un pueblo soberano.

Ha remarcado la importancia de conseguir la máxima unidad en esta transición hacia el sentido de Estado, y ha concluido que tiene que servir para superar la divisiones internas y llevar a Catalunya a un "estatus diferente" al que ha tenido en los últimos 300 años.

Críticias a la conmemoración de la caída de Barcelona

Ante las críticas que ya han surgido por parte de algunos grupos políticos a la conmemoración de 1714, Mas ha defendido que es necesaria por una cuestión de justicia y dignidad, y porque mucha gente "se ha dejado la piel" en la defensa del pueblo catalán.

Ha reclamado que estos actos tengan un tono "positivo y fresco" y que no se planteen en contra de nadie, sino como oportunidad de proyectar Catalunya al mundo con un espíritu de modernidad y de querer progresar como pueblo.

Mas plantea la conmemoración de este tricentenario como la oportunidad de expresar su proyecto político: "Queremos dejar muy claro que Catalunya no es un objeto político, sino un sujeto político. A un objeto se le impone la lengua, un sujeto la escoge. A un sujeto se le recaudan los impuestos, un sujeto los recauda. La historia la escriben los vencedores, convirtámonos esta vez en vencedores".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad