Mas pide "un castigo ejemplar" para los indignados violentos

stop

ACOSO AL PARLAMENTO

16 de junio de 2011 (13:59 CET)

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha pedido que la justicia dé un castigo ejemplar para los culpables de la 'kale borroka' que este miércoles se vivió en Barcelona, cuando 'indignados' trataron de impedir usando la violencia el acceso de los diputados al Parlamento catalán.

En la sesión de control al Gobierno catalán, Mas ha indicado que este miércoles trasladó esta petición a Fiscalía, y que encontró en el poder judicial una buena predisposición para colaborar.

Mas ha reconocido que el dispositivo que prepararon los Mossos estaba pensado para una concentración en la que no habría violencia, ya que precisamente durante los últimos días los 'indignados' habían hecho gala de su pacifismo: "El dispositivo policial previsto en circunstancias de tranquilidad se tuvo que enfrentar a una 'kale borroka' de extrema violencia".

Ha detallado que hubo seis detenciones, y ha abierto la puerta a que esta cifra se incremente en las próximas horas: "Habrá más, porque con las grabaciones que tenemos y las denuncias que se están haciendo, toda persona que haya hecho un acto violento se la denunciará".

"Espero que acabe en los tribunales con una fiscalía operando y acusando a esta gente de delitos tipificados", ha agregado Mas. Ha indicado que los violentos perpetraron este martes un "atentado flagrante contra la democracia" y que es necesario que sea castigado.

Ha resaltado que el Gobierno catalán no será beligerante, "una expresión que lo equipararía a la gente que utiliza la violencia", por lo que ha optado por prometer una actuación contundente y exigente.

Predisposición

Ha señalado que ve buena predisposición por parte de Fiscalía, que ya ha abierto una investigación para identificar a las personas que cometieron agresiones y delitos.

De los grupos parlamentarios de la oposición, el PP ha sido el único que ha centrado su pregunta en los disturbios de este martes, mientras que ERC, PSC y C's se han referido a la "kale borroka" pero han preguntado sobre otro tema, para visualizar así la recuperación de la normalidad en la actividad parlamentaria.

La líder del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, ha considerado que este martes "se produjo un gravísimo atentado contra el modelo democrático" de Cataluña, por lo que ha pedido al Gobierno catalán que tenga mano dura con los violentos.

"Lo que no se puede permitir a partir de ahora es seguir manteniendo la permisividad" contra los violentos, ha asegurado Camacho, quien ha pedido firmeza para que nunca más vuelva a producirse una situación similar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad