Artur Mas a su llegada al Comité Nacional del Pdecat, el 8 de enero. Foto: EFE/MP
stop

En su adiós como presidente del Pdecat, Artur Mas pidió admitió entre líneas que Carles Puigdemont ha fracturado el partido

Barcelona, 13 de enero de 2018 (14:06 CET)

En su adiós como presidente del Pdecat, Artur Mas reconoció de forma ímplicita la fractura que ha dejado Carles Puigdemont en la formación independentista. El expresidente de la Generalitat reclamó "unidad" para que el partido y Junts per Catalunya (JPC) se fusionen en un único espacio que perdure en el tiempo.

En su discurso de despedida como presidente de los demócratas, Mas hizo un llamado a aparcar "controversias y dinámicas internas". "Hay que saber sumar esto porque, si lo sabéis hacer, las municipales también las ganaremos y, más allá de ganar elecciones, haremos el mejor servicio del país", aseguró en su intervención durante el Consejo Nacional en el Auditorio AXA de Barcelona.

Mas anunció que dejaba la presidencia del Pdecat y la primera línea de la política el 9 de enero, coincidiendo con el segundo aniversario del "paso al lado" que implicó su renuncia a encabezar de nuevo la Generalitat en 2016 y que dejó paso a Carles Puigdemont.

El expresidente destacó que, precisamente, uno de los objetivos de su renuncia es evitar ser un obstáculo de cara a la fusión con JPC: "En la medida que yo pudiera ser un tapón, ya no estoy".

Artur Mas pide al Pdecat "toda la generosidad" para el proyecto de fusión con JPC

En este sentido, pidió al partido "toda la generosidad que haga falta" para abrir el proyecto de esta formación al espacio de JPC, cuyo "espíritu" ha equiparado con el de "la casa grande del catalanismo", una expresión que acuñó el propio Mas cuando tomó las riendas del partido en relevo de Jordi Pujol.

Hemeroteca

Carles Puigdemont
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad