Mas renuncia a las elecciones anticipadas

stop

El President propone un Govern unitario con ERC y PSC

El presidente de la Generalitat, Artur Mas | EFE/Alberto Estévez

11 de junio de 2013 (14:50 CET)

Una muestra de voluntarismo, que dependerá de los socios de gobierno que encuentre por el camino. Por ahora, Artur Mas (CiU) cuenta con el apoyo parlamentario de Esquerra (ERC), que no le garantiza los presupuestos de 2013. Pero, pese a esa dificultad, Mas trata de iniciar de nuevo el camino.

Con toda la solemnidad, desde el Palau de la Generalitat, Mas se ha comprometido a gobernar hasta el final de la legislatura, en 2016, incluyendo en ese periodo la convocatoria de una consulta de carácter soberanista.

Aviso a ERC

Con ello, Mas pretende ser fiel a él mismo, y a CiU, como ha admitido, al entender que una consulta tan importante, que puede hipotecar el futuro de un país durante décadas, debe contar con la máxima participación. La decisión que se tome, el sentido de esa consulta, debe ser “por mayorías amplias”. Ello requiere, a juicio de Mas, un cierto tiempo, sin tomar decisiones “unilaterales”, que son las que le pide ERC, que no desea que esa consulta se demore en el tiempo.
Aviso a Oriol Junqueras, por tanto, pero dependencia de Esquerra, por ahora.

Mas, consciente de esa circunstancia, que está erosionando a CiU, como indican las diferentes encuestas –también las internas de la federación nacionalista— ha reiterado que desea un gobierno de unidad, y que le gustaría que tanto ERC como el PSC se corresponsabilicen con el Govern, colaborando en el día a día.

Condiciones

Más sólo ha puesto una condición, que nadie le pida “imposibles”, en relación a la petición de mayores recursos para determinados sectores. “Son recursos que no tenemos, no disponemos de ellos”, ha sentenciado.

El President ha reiterado, sin embargo, que no abandona la posibilidad de realizar la consulta, y que existen “marcos legales de sobra”. Lo único necesario es la voluntad política. Para reforzar su posición, que le puede debilitar, sin embargo, ha insistido en que la consulta no tiene por qué tener una vinculación jurídica directa, --a ojos de los sectores más soberanistas eso puede ser un error— . “Debe ser un termómetro, y a partir del resultado, comenzamos a negociar”, ha asegurado.

Plan de gobierno

Mas ha presentado un plan de gobierno hasta 2016, centrado en políticas en todos los ámbitos, con un objetivo, que es también un deseo: que las condiciones económicas vayan mejorando. El President ha considerado que el cambio de tendencia “llegará”, y que en ese momento el país debe estar preparado.

Entiende que los datos del paro han ido mejorando, pero que todo ello se podrá ver con claridad a partir de septiembre u octubre, cuando la estacionalidad ya no sea tan decisiva en el mercado laboral.

Consulta

Gobernar, por tanto, buscar acuerdos para celebrar la consulta, que no debe ser vinculante, y agotar la legislatura. Ese es el plan de Mas, pero dependerá de terceros y de posibles socios, que, ahora mismo, no los tiene. Esquerra, la única fuerza política que sostiene a CiU, sólo busca un compromiso para celebrar la consulta, preferiblemente en los próximos meses o en 2014 como muy tarde.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad