Mas se escudará en la oposición para responder a Rajoy

stop

ESPERANDO LA CARTA DEL PRESIDENTE

14 de septiembre de 2013 (13:56 CET)

El President Artur Mas tomó una decisión personal –mejor o peor asesorado—tras la Diada de 2012. Apostó por convocar elecciones, y seguir adelante con su plan soberanista. Tras otra Diada, la de 2013, con una exhibición independentista, y tras conocer que el Presidente Mariano Rajoy no quiere saber nada sobre una consulta de autodeterminación, Mas pide ahora una respuesta unitaria.

El President ha asegurado que buscará una respuesta lo más unitaria posible a la carta que Rajoy contestará en las próximas horas, tal y como anunció este viernes la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

La idea es aprovechar el debate de Política General en el Parlament, convocado para el 25 de septiembre. En ese pleno, Mas desea implicar al máximo número de fuerzas políticas, aunque está pensando claramente en el PSC, que, hasta ahora, mantiene una posición muy tibia sobre el referéndum fijado, por ahora, en 2014.

Convencer también a ERC

Y también quiere dirigirse a ERC, que ejerce de socio del Govern y de oposición al mismo tiempo. Oriol Junqueras, el presidente de los republicanos, ya se ha expresado claramente a favor de convocar la consulta diga lo que diga Rajoy.

“Como en pocos días hay un debate importante en el Parlament, intentaré que la respuesta a esta carta de Madrid sea lo más conjunta, unitaria y consensuada posible”, ha afirmado, en previsión de que la carta que le envíe Rajoy no sea positiva, y que responde a la propia carta de Mas enviada en el mes de junio en la que le comunicaba su intención de celebrar una consulta.

Mas se ha pronunciado así durante su visita a Arenys de Munt donde el viernes se cumplieron cuatro años de la primera consulta popular que se hizo en Catalunya sobre su futuro político.

Rajoy, no se mueve

Tras la experiencia de Arenys, entre diciembre de 2009 y abril de 2011 se hicieron consultas soberanistas a lo largo de diferentes oleadas en 554 de los 947 municipios de Cataluña, incluida Barcelona.

En total, participaron alrededor de 880.000 catalanes -que equivale al 20,5% de los ciudadanos inscritos en el censo electoral- y el 'sí' ganó con el 92,2% de los votos.

Ahora Mas busca unidad para, aparentemente, hacer un frente contra Rajoy, que ha decidido no moverse, y mantener la negativa a cualquier cambio de la Constitución o a acordar un referéndum de autodeterminación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad