Mas vaticina un acoso político contra él si no logra la mayoría absoluta

stop

Pide "votos prestados" para llevar a cabo su proyecto independentista

Artur Mas en Moscú / EFE - Jordi Bedmar

04 de noviembre de 2012 (21:11 CET)

El president de la Generalitat y líder de Convergència i Unió, Artur Mas, pidió ayer una mayoría absoluta en las próximas elecciones del 25 de noviembre para llevar a cabo con un liderazgo claro la independencia de Catalunya. De lo contrario, el candidato a la reelección augura un camino lleno de espinas para él y para su partido. “Irán a por mí. Querrán desestabilizar el proceso”, aseguró en un acto de partido.

El presidente se arropó de ocho políticos que han abandonado sus anteriores partidos y personalidades públicas, entre ellos, el popular locutor Justo Molinero. El president de la Generalitat no duda que la corriente independentista tendrá una mayoría absoluta en el Parlament, ya que la suma de votos de ERC e ICV, a favor del proyecto de Mas, ofrecerá una mayoría clara.

Los 68 anhelados

Pero Mas duda de que su partido pueda lograr la mayoría absoluta (68 diputados) que le permitiría gobernar sin ataduras y, posiblemente, dar un paso atrás en el proceso. Hasta ahora las encuestas le otorgan entre 63 y 65 escaños, ligeramente por debajo de su objetivo político.

«Si hay una mayoría rotunda y clara del derecho a decidir y de tener instrumentos de Estado, no se podrá pasar por alto el resultado del 25-N», ha dicho Mas que asegura que necesita una mayoría excepcional. “Sé que hay gente que sólo nos prestará sus votos, pero los necesitamos".

Ni tribunales ni Constituciones

El presidente de la Generalitat también aseguró que si una mayoría clara de catalanes apoya su proyecto, nadie podrá frenar la independencia de Catalunya: “ni tribunales ni Constituciones”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad