Mas 'vende' el proceso independentista que ha emprendido ante el resto de España

stop

ELECCIONES 25 N

El presidente catalán, Artur Mas

04 de noviembre de 2012 (01:09 CET)

“Independencia no es una palabra odiosa, pero tenemos que hacer un poco de pedagogía”, afirmaba el president de la Generalitat, Artur Mas, este sábado por la noche en una entrevista en Telecinco. El líder de CiU ha escogido la cadena privada propiedad de Paolo Vasile para defender el camino hacia la autoderterminación de Catalunya que lidera, a tres semanas de las elecciones autonómicas.

Ha recordado las “condiciones” que se ha marcado la federación nacionalista para convocar el referéndum independentista en los próximos cuatro años: “Democracia absoluta, grandes mayorías, que sea de forma pacífica sin voluntad de criticar a nadie y, como última condición, que Catalunya esté dentro de la UE”. “Negando la realidad de que existe una voluntad nacionalista, no se acaba con el problema”, ha avisado el President en referencia a la negativa de España a aceptar el Plan Ibarretxe que el PNV lanzó en 2002 y que ha terminado, según su punto de vista, con los resultados electorales del pasado 21 de octubre, en las que los partidos nacionalistas son mayoría en la cámara vasca. “Fue un enorme error”, ha añadido.

Fricción con Unió


Mas ha querido quitar hierro a las declaraciones de Duran i Lleida (Unió) en las que aseguró que “es malo para Catalunya no tener a España”. “No hay ninguna fricción interna [en la federación]”, ha asegurado el President, reivindicando el programa electoral que CDC y Unió pactaron la semana pasada. “Se dice claro que, en el límite, se reclama un estado propio dentro de la UE”.

En la cadena nacional, el President ha recordado que, si sale vencedor, la primera medida que impulsará es “convocar a todos los partidos con representación parlamentaria para configurar una hoja de ruta” cuyo objetivo será convocar el referéndum de autodeterminación. Y si el Gobierno español no les dejara, Mas reclamaría “el amparo de la UE y de la comunidad internacional”.

Catalunya, un estado de la UE

El candidato a la reelección persiste en defender que el estado catalán tendría su propio espacio en la comunidad europea y marca distancia respecto a la carta de la número dos de la Comisión, Viviane Reding, que asegura lo contrario. “Somos un país que cumple todas las normas de la UE, quiere cumplirlas y ha ayudado a España a la integración. ¿No se encontrará un camino?”.

CiU tiene claro que este será un punto clave en el órdago independentista que ha lanzado. Así lo demuestra la encuesta que la cadena nacional ha presentado este sábado por la noche: el 50,9% de los 2.000 catalanes preguntados apuestan por el estado propio, pero el porcentaje baja hasta el 47,8% si este queda fuera de la zona euro.

PSC y PP

El President no ha sido el único que se ha querido explicar dentro y fuera de Catalunya. El candidato del PSC, Pere Navarro, también ha comparecido en Telecinco para dejar claro que los socialistas catalanas están “claramente en contra” de la independencia. En su lugar, ha recordado que apuestan por un modelo de España federal.

Más radical ha sido la presidenta del PP en Catalunya, Alícia Sánchez-Camacho. Ha asegurado que los populares jugarán un “papel clave” en la próxima legislatura y ha atizado las incógnitas que están en el aire sobre la definición del nuevo estado de Europa que reivindica CiU: “Perderemos la ciudadanía europea, los campesinos no tendrán ayudas comunitarias, las titulaciones universitarias no se darán en el marco de Boloña y el euro no será la moneda única”. “El 25N está en juego la unidad de España”, ha sentenciado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad