Mas y Mas-Colell venden recortes y privatizaciones en inglés

stop

DEUDA PÚBLICA

Andreu Mas-Colell

09 de junio de 2011 (17:46 CET)

Andreu Mas-Colell ha desempolvado su inglés para dirigirse, mediante videoconferencia, a los inversores internacionales, emulando así una práctica habitual de las empresas cotizadas. Tras el envite de importantes agencias, como Moody's, que consideran un riesgo para España los presupuestos de la Generalitat, el Gobierno catalán sigue su campaña de presentaciones institucionales, iniciada por Artur Más el martes pasado en Bruselas. Pero además de las explicaciones sobre la solvencia y la voluntad catalana de superar el dèficit, Mas-Colell deslizó sin dar más detalles una propuesta para privatizar edificios y activos públicos por valor de 1.850 millones.

Si el presidente de la Generalitat se reunió con Herman Van Rumpuy, presidente del Consejo Europeo, para detallar cómo Catalunya pretende recuperar el equilibrio financiero, este jueves ha sido el responsable de las finanzas catalanas quien ha hecho lo propio ante los analistas.

Antes se ha proyectado una declaración de Mas, también en inglés, en la que el presidente ha recordado que “Catalunya se caracteriza por la seriedad y el trabajo duro de su pueblo”. El líder catalán confía la recuperación a dos sectores económicos clave según su punto de vista: el turismo y la investigación.

Mas-Colell, rodeado de su equipo –liderado por Albert Carreras, secretario general de Economía--, ha prometido reducir el déficit público al 1% del PIB en 2014 si “recibe los fondos necesarios del Gobierno español”. Para ello, ha remarcado que la Generalitat negocia con el Ejecutivo central para “lograr el pago puntual de las cantidades pendientes”.

Caída de los ingresos

Debido a la crisis, la Generalitat dejará de ingresar 8.000 millones de euros, según los datos presentados a los analistas. Por ello el ejecutivo catalán ha tenido que diseñar un presupuesto “austero, creíble y corresponsable” que permita la recuperación económica.

“Vamos a reducir los servicios públicos básicos el 7%, pero los no esenciales caerán el 22%”, ha explicado Carreras. En este punto ha recordado que ya se han reducido cargos, estructura de gobierno y simplificado las empresas públicas.

Otro de los datos aportados por el equipo de Mas-Colell es que el 80% de la deuda contraída por la Generalitat es a largo plazo y que en su mayoría está articulada en euros. El equipo económico de la Generalitat ha insistido en la correcta estructuración de la deuda pública y ha dejado entrever una próxima emisión entre inversores institucionales.

Gratas sorpresas

En el turno de preguntas, los inversores se han interesado por el fondo de competitividad y por si se podría esperar “alguna sorpresa en el capítulo de ingresos”. Mas-Colell ha concretado que de recibirse los 1.400 millones este año se destinarían en su totalidad a amortizar deuda. Carreras, por su parte, ha confiado cualquier mejoría al buen comportamiento de las exportaciones, que crecieron el 23% el primer trimestre del año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad