Mascarell, ¿delegado de la Generalitat en Madrid?

stop

Puigdemont ofrece la plaza al ex socialista que se quedó sin trabajo al perder la Conselleria de Cultura

El ex conseller de Cultura, Ferran Mascarell

Barcelona, 21 de enero de 2016 (19:15 CET)

Ferran Mascarell se quedó sin trabajo la semana pasada cuando se constituyó el nuevo Govern y Santi Vila fue nombrado conseller de Cultura en su lugar. Pero el ex socialista no estará mucho tiempo en el paro.

El nuevo presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, le ha ofrecido que sea el delegado del Govern en Madrid. La plaza estaba libre desde el mes de julio del año pasado, cuando el democristiano Josep Maria Bosch fue destituido tras la ruptura entre CDC y Unió.

Previamente, había sido delegado de la Generalitat en la capital española Jordi Casas, también próximo a Unió, que dejó el cargo por voluntad propia cuando el Ejecutivo de Artur Mas se radicalizó con el independentismo.

Del socialismo al independentismo

Mascarell fue uno de los hombres del entorno de Pasqual Maragall, estuvo en el equipo municipal de Barcelona con los socialistas y llegó a ser conceller de Cultura durante unos meses en 2006, desde que Maragall echó del Govern a ERC hasta que se celebraron las elecciones.

Después, se incorporó a la editorial RBA, pero volvió a la política de la mano de Artur Mas reconvertido en convergente y en independentista. Mascarell ha sido conseller de Cultura de los convergentes desde 2010 y hasta la semana pasada.  
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad