Miles de personas marchan contra el Plan Hidrológico del Ebro

stop

El vicepresidente catalán Oriol Junqueras cree que el plan no se pondrá en marcha porque "contradice" a la normativa europea

Manifestación contra el Plan Hidrológico / EFE

en Amposta, 07 de febrero de 2016 (14:43 CET)

Alrededor de 50.000 personas protestaron en Amposta, al sur de Cataluña, contra del nuevo Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro, aprobado por el Gobierno en funciones.

La marcha fue convocada por la Plataforma en Defensa del Ebro, y participaron miembros del Govern y autoridades de los principales partidos catalanes, excepto PPC y C's. La primera pancarta llevaba el lema "El Ebro sin caudales es la muerte del Delta", seguida por otra que, en inglés y buscando el eco en la UE, decía "Salvemos el río Ebro y el Delta".

Alrededor de 110 autocares llegaron desde diversos puntos de Cataluña, y muchos manifestantes vistieron con camisetas azules que exhibían el logo de un caño atado al centro.

Dudas del Govern con el proyecto

El nuevo Plan Hidrológico estima una previsión de agua para abastecer 465.000 hectáreas más de regadío en el período 2016-2021, que se añadirán a las 950.000 existentes en el anterior plan, y la construcción de 56 nuevos embalses, además de un caudal ecológico "del todo insuficiente" para el tramo final del río, según ha denunciado la Plataforma en Defensa del Ebro.

En la tercera línea de la marcha estaba el vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, quien consideró que el Plan Hidrológico "no entrará en vigor" porque "contradice la normativa europea". Otros políticos que marcharon fueron la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, los consellers Josep Rull y Carles Mundó, y varios diputados, senadores, alcaldes y funcionarios del Govern y otros organismos.

Al ser consultado sobre las necesidades de los regantes de Lleida, Junqueras se ha limitado a manifestar que "regar y defender el río es compatible". En tanto, el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, ha explicado que desde el Govern plantean "una batalla sólida en términos ecológicos y científicos".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad