Miquel Sellarès: “El cuatro de mayo me jubilo”  

stop

“Desde que intenté poner un tope a las subvenciones escandalosas que recibe 'La Vanguardia' intentan crucificarme”, asegura el dirigente para justificar las irregularidades que le atribuye la Sindicatura de Comptes

Miquel Sellarès

03 de marzo de 2011 (20:18 CET)

“No estoy nada preocupado, me jubilo el próximo cuatro de mayo y pensaba que me dejarían tranquilos el poco tiempo que me queda en activo”. Con estas palabras el presidente del Centre de Documentació Política, Miquel Sellarès, ha asegurado a Economía Digital que detrás de las irregularidades detectadas por la Sindicatura de Comptes en el ejercicio de 2009 de la fundación que preside hay una “intencionalidad política para ensuciar” su imagen. El dirigente ha señalado directamente al grupo Godó: “Desde que intenté poner un tope a las subvenciones escandalosas que recibe La Vanguardia intentan crucificarme”.

De hecho, achaca directamente a su gestión en la secretaria de comunicación de la Generalitat durante el primer gobierno tripartito el informe negativo del organismo oficial. “Nosotros no hemos realizado ninguna ilegalidad, sencillamente no cumplimos los estándares administrativos que ellos nos marcan. Ni lo tenemos que hacer, somos privados”. El Centre de Documentación Política está financiado principalmente por el Govern catalán, que le aportó 1.410.667 euros durante 2009, y la Diputació de Barcelona, que le dio una subvención de 252.655 euros.

Las irregularidades que destaca la Sindicatura son el ingreso de la asignación de la Generalitat en una cuenta personal de Sellarés, que se negó a mostrar a los fiscalizadores, y a facturas de restaurantes diarios, en fines de semana y festivos sin justificación. El presidente de la fundación reconoce que no mostró los datos bancarios a los fiscalizadores “porque como fundación privada tenemos otras aportaciones de particulares cuyos nombres no podemos dejar al aire”. Asimismo, niega que la cuenta sea de uso personal. “Va a mi nombre porque fuí yo quien la abrió como presidente de la fundación, pero no es mía”, sostiene.

En cuanto a las facturas, dice que son de tres restaurantes “y por unos importes míseros si se tienen en cuenta las facturas que pasan otras entidades: 87, 112 y 65 euros”.

Repasar las cuentas

El portavoz del Govern, Francesc Homs, ha declinado valorar sólo con el informe de la Sindicatura el trabajo que realiza el Centre de Documentació Política. El convergente ha explicado que la semana pasada se nombraron nuevos patrones en la sociedad y que ya tienen deberes: “Mirarán los números y analizarán la situación y el servicio que dan”.

Entonces, con este segundo informe encima de la mesa, repasarán las subvenciones que recibe. Una aportación que en el contexto de recortes actuales también se reducirá.

Miquel Sellarès


Sellarès fundó el Centre de Documentació Política en 1978, una entidad que desde 1998 abre las puertas de su patronato a la Generalitat y la Diputación. Su relación con las dos administraciones públicas es realizar los resúmenes de prensa e información diarios que circulan por las casas.

Se encargó de dirigir brevemente la Secretaria General de Comunicación de la Generalitat cuando esta dependía de Carod-Rovira durante el primer gobierno tripartito. Pero antes ya había estado en nómina de la plaza Sant Jaume: a principios de los 80 fue director de Seguridad Ciudadana con Jordi Pujol. De hecho fue uno de los fundadores de Convergència Democràtica, partido que ha abandonado dos veces: en 1978 y en 1990, cuando denunció que existía una trama corrupta cercana a Lluís Prenafreta.

Además de la fundación privada, actualmente dirige la revista Debat Nacionalista, es miembro de la junta de Òmnium Cultural y dirige el Centre d'Estudis Estratègics de Catalunya (CEEC). Una entidad que también aparece en el informe de la Sindicatura, que no aprueba los dos prestamos que el Centre de Documentació le dio en 2008 y 2009 considerando que esta actuación “no se ajusta a derecho porque no queda acreditado el destino final de los importes abonados al CEEC y no está entre las finalidades de la fundación conceder préstamos a otras entidades”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad