Mónica Oltra se decanta por Podemos como mal menor

stop

Compromìs se divide entre el posibilismo de Iniciativa para alcanzar poder y los del BLOC, que quieren seguir en solitario aunque no podrán tener grupo propio

Jesús Montesinos

El candidato de Compromís a la alcaldía de Valencia, Joan Ribó, y la candidata a la Generalitat, Mónica Oltra
El candidato de Compromís a la alcaldía de Valencia, Joan Ribó, y la candidata a la Generalitat, Mónica Oltra

Valencia, 20 de enero de 2016 (16:25 CET)

La líder de Compromìs y vicepresidenta del Consell de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, prefiere formar parte del grupo parlamentario de Podemos antes que iniciar una aventura en solitario en el Grupo Mixto, tras la negativa de la Mesa del Congreso de los Diputados a que formen grupo propio.

Sin embargo Enric Morera, presidente del Bloc, partido aliado con Oltra en Compromìs, ha declarado este miércoles que no quiere formar parte del grupo de Podemos y muestra su intención de que sus diputados vayan al Grupo Mixto.

Oltra aseguró ese miércoles en Valencia que la decisión la tomarán los órganos de dirección del partido, aunque reconoció que "para formar gobierno los diputados de Compromís valen lo mismo estén dónde estén", suscribiendo el anuncio de Joan Baldoví de apoyar a Pedro Sanchez en la sesión de investidura.

Oltra, el diputado Joan Baldovi y Morera han querido evidenciar su intención de tener grupo parlamentario propio, tal como estaba estipulado en los acuerdos preelectorales entre Compromìs y Podemos, pero cada uno de ellos maneja una estrategia distinta tras la presentación del escrito en el Congreso de los Diputados pidiendo formar Grupo Parlamentario.

Riesgo de ruptura

La líder de Compromís sabe que fue ella quien forzó este acuerdo frente a las discrepancias que había en el seno de Compromís por parte del Bloc, que no quería acudir al 20D en compañía de Pablo Iglesias. Compromís es por su parte una coalición entre Iniciativa (escisión ecosocialista de Esquerra Unida), Els Verds y el Bloc (partido nacionalista).

Los de Iniciativa defendían que solo una alianza estratégica les podía llevar a un sorpasso frente al PSPV-PSOE con el que sin embargo gobiernan en la Comunidad Valenciana con el apoyo de Podemos. Los del Bloc preferían ir en solitario aunque no tuvieran grandes resultados. Finalmente la alianza se consumó con unos magníficos resultados. Y a cambio el Bloc consiguió colocar su propuesta de formar un grupo parlamentario propio "para defender los intereses valencianos".


Miedo por una posible ruptura

Oltra y Baldoví no podían por tanto renunciar sin mayores a la formación del grupo en las Cortes, como han hecho otros partidos de la concurrencia con Podemos. Y por eso se escenificó el martes la presentación de la documentación ante el Registro. La cuestión es que la nueva situación amenaza ruptura y crisis en el seno de Compromís. ¿Hay ruptura del idilio o solo un bache amoroso?

Pero los dirigentes de Compromìs saben que no conseguirán nada en solitario y que una ruptura con Podemos o en el seno de Compromís les devolvería a las etapas históricas, con apenas unos concejales en algunos pueblos.

Las tensiones en el seno de Compromís pueden llegar al extremo de que de los cuatro diputados que quieren formar grupo dos (los de Iniciativa Ignaci Candela y Enric Bataller) se vayan a Podemos y los dos del Bloc (Joan Baldoví y Marta Sorli) al Grupo Mixto.

Oltra sabe que tienen que aceptar lo irremediable, a no ser que el PSOE le preste diputados para formar un grupo, como le pedía a Pedro Sanchez en un artículo publicado el pasado lunes en el diario El País. No en vano Baldoví declaraba ayer que están dispuestos a votar a Pedro Sánchez en la sesión de investidura.

Lo valenciano como argumento

Compromís demanda un grupo parlamentario para una mayor visibilidad de su defensa de los intereses valencianos. A lo que Manuel Mata, portavoz del PSOE en las Cortes Valencianas, les dice que todos los diputados valencianos defienden la Comunidad, no solo ellos. Si se confirma la ruptura del pacto Compromís-Podemos (once diputados en la Comunidad Valenciana), el grupo del PSOE (siete diputados) volvería ser el mayoritario de la izquierda parlamentaria.

Los gestos alrededor de este argumento se escenificaron en el último pleno de las Cortes cuando se votaba la anulación del decreto de Señas de Identidad que dispuso el PPCV en las anterior legislatura.

Tras perder la votación los diputados populares sacaron banderas valencianas y las exhibieron en el hemiciclo. Y Mónica Oltra saltó de su escaño para pedir una bandera a los diputados conservadores para señalar su valencianismo.

Al final unos y otros se pelean por demostrar ser mejores defensores del territorio, aunque Baldoví señala que con Podemos "ideológicamente estamos en el mismo sitio".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad