Montoro y Junqueras llegarán a un acuerdo que el PP catalán quiere hacer suyo

stop

El conseller de Economía se presenta en Madrid con su perfil más pragmático para evitar la quiebra de la Generalitat mientras García Albiol saca pecho de su intervención

Xavier García Albiol y Cristóbal Montoro, el jueves, durante su encuentro en el Ministerio.

Barcelona, 18 de marzo de 2016 (01:00 CET)

Cristóbal Montoro y Oriol Junqueras llegarán este viernes a un acuerdo para evitar que la Generalitat quiebre y arrastre con ella al resto de España. El ministro de Hacienda y el conseller de Economia catalán se reunirán este viernes por la tarde en la sede del Ministerio. Junqueras no volverá de Madrid con las manos vacías: se traerá a Cataluña 350 millones de euros.

Se trata de un adelanto sobre los 1.400 millones de la liquidación positiva a favor de la Generalitat relativa al ejercicio de 2014. La Administración catalana incluyó esta cifra en su presupuesto, aunque era consciente de que el Estado no la liquidaría hasta julio.

Adelanto sobre la liquidación

Pero la Generalitat tiene urgencia por cobrar, porque sus arcas están más secas que la mojama. Por eso, a Junqueras se le ocurrió que podría pedir un adelanto al Estado a cuenta de esa cantidad. Lo habló con Montoro, quien no se cerró en banda a conceder el anticipo.

El único problema que veía el ministro en hacer esa concesión es la posibilidad de que otras comunidades hagan peticiones similares. Así, la delegación catalana preparaba el jueves su viaje a Madrid muy esperanzada, pero sin la absoluta certeza de si lograría el dinero.

Reunión de Montoro y García Albiol

Pero el líder del PP catalán en el Parlament, Xavier García Albiol, despejó las dudas ese mismo jueves por la tarde. Tras reunirse con Montoro, García Albiol hizo unas declaraciones a la prensa a las puertas de la sede del PP de la calle Génova y confirmó que el mismo viernes, a mucho tardar, el sábado, el Estado pagará a Cataluña 350 de esos 1.400 millones.

García Albiol añadió que ese dinero se entregará con la condición de que se destine a pagar a proveedores de farmacia o autónomos y no a sufragar el independentismo. El popular catalán también concretó que el resto de comunidades recibirán su parte de la liquidación en julio tal y como estaba previsto.

Encuentro de Junqueras con De Guindos

Con estas declaraciones, García Albiol se marca un tanto, ya que de alguna manera se puede presentar ante la opinión pública como artífice del acuerdo. Con este gesto, el ex alcalde de Badalona también se reconcilia con el Gobierno español tras la polémica generada la semana pasada precisamente a raíz de una reunión de Junqueras con el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Aprovechando una escala en Barcelona a su vuelta de Bruselas, De Guindos se entrevistó con Junqueras en el aeropuerto de El Prat. Con ese encuentro, se contribuyó al deshielo de las relaciones entre el Estado y la Generalitat, que permanecieron bloqueadas durante el mandato de Artur Mas.

Deshielo entre el Estado y la Generalitat

Junqueras tiene un talante mucho más pragmático y, tras aterrizar en la Conselleria y ver el delicado estado de las cuentas de la Generalitat, decidió retomar el contacto con el Gobierno central. Además de verse con De Guindos, telefoneó a Montoro para concretar el encuentro de este viernes.

Ambos ministros le abrieron las puertas, pues son conscientes de que, aunque Junqueras sea independentista, Cataluña es España y si esta comunidad se hunde económicamente, arrastrará con ella a todo el país.

Quejas de García Albiol

Pero a García Albiol, que cada día lucha contra el independentismo en Cataluña, le pareció mal que De Guindos atendiese a Junqueras y se hiciese eco de sus ruegos. El dirigente del PP catalán hizo público su malestar y entró en un conflicto con el Ejecutivo central pese a ser de su mismo partido.

Este jueves, García Albiol ha tratado de enmendar ese patinazo. Se ha reunido con Montoro, también en el Ministerio, y tras el encuentro ha anunciado que el Estado concederá el anticipo a la Generalitat.

La cesión del ministro

Pero conseguir presentarse como artífice del pacto no le ha resultado fácil. Montoro no quería anticipar la noticia. Era partidario de esperar al viernes para explicar el acuerdo tras la reunión con Junqueras. Por eso, pidió a García Albiol que no hiciese rueda de prensa tras su entrevista e incluso le demandó que aplazase hasta el viernes el envío de la foto de ambos durante el encuentro.

Finalmente, tras mucho insistir el dirigente del PP catalán consiguió que el ministro cediese y le autorizase para dar la noticia, aunque no en una rueda de prensa, sino en unas declaraciones ante la sede del partido, según explicaron a Economía Digital fuentes del PP de Cataluña.

Intereses del FLA

Así, ya se sabe que habrá acuerdo entre Montoro y Junqueras, aunque aún quedan algunos otros asuntos sobre la mesa. El conseller también pedirá al ministro que los intereses del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) se mantengan en 2016 al 0% como hasta ahora.
 
En este punto, también es posible que el responsable de la economía catalana se salga con la suya, ya que el Estado no ha cobrado intereses a las autonomías por prestarles dinero a través del FLA en 2015 y es improbable que decida introducirlos ahora que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha tomado la decisión de reducir el interés al 0%.          
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad