Moody's ya no ve riesgos para los inversores por la situación de Cataluña

stop

PROCESO SOBERANISTA

Agencia norteamericana de calificación Moody's

21 de octubre de 2014 (12:46 CET)

Moody's, la agencia de calificación crediticia, ya no ve riesgos en la situación de Cataluña, tras el anuncio del President Artur Mas de convertir la consulta soberanista del 9N en una pseudoconsulta, o proceso participativo.

La agencia ha elaborado una nota en la que analiza el proceso que se vive en Cataluña y las repercusiones económicas tanto para la propia comunidad autónoma como para España. “La decisión del gobierno catalán de respetar la suspensión de la consulta, por parte del Tribunal Constitucional reduce a corto plazo la incertidumbre política tanto para Cataluña (Ba2 positivo) –la calificación que le da Moody's--, como para España (Baa2 positivo)”.

Respeto a la ley española

El objetivo, a partir de ahora, según Moody's se vuelve a centrar en el pacto fiscal. Tras un repaso a lo que ha ocurrido en los últimos meses con la consulta soberanista, la agencia incide en que la consulta del 9N, ahora, “no tendrá implicaciones legales”, al no contar con un censo electoral, o el apoyo de los funcionarios. La oferta de consulta de Mas es “un camino que permite a los ciudadanos catalanes expresar su punto de vista sobre la independencia respetando la ley española”.

Sin embargo, la agencia insiste en que –con la predicción de que el Tribunal Constitucional acabará firmando una sentencia sobre la inconstitucionalidad de la ley de consultas y el decreto de convocatoria del 9N-- el problema no se resolverá. Y que lo que indican las encuestas es que “la mayoría de votantes es más partidaria de seguir en España, con un pacto fiscal, que convertirse en un estado independiente”.

En la nota, la agencia recuerda que el Gobierno español está financiando al gobierno catalán. Y que el debate y el ruido político sobre la consulta no ha impedido mantener la liquidez de la Generalitat. Moody's asegura que a finales de 2014, la previsión es que Cataluña habrá recibido ya 31.000 millones de euros desde 2012 para financiar déficits, amortizaciones de la deuda, o “deudas comerciales”, en referencia al pago de proveedores. Y que a través del Fondo de Liquidez Autonómica, el FLA, recibirá en 2015 “por lo menos 8.000 millones de euros”.

Candidatura conjunta

¿Escenarios de futuro? La idea que maneja Moody's es que no habrá elecciones en Cataluña antes de finales de 2016. En esas elecciones, la agencia cree que Mas intentará formar una candidatura conjunta con “los partidos independentistas”, y que si consigue una mayoría absoluta tendrá mucha fuerza para negociar sus demandas “en particular las relacionadas con los recursos fiscales”.

Ahora bien, lo que sería una buena salida para Cataluña, según la agencia, no lo sería tanto para la deuda soberana de España, debido a que Cataluña es el motor económico “que genera recursos para el gobierno central que llega a otras regiones españolas”.

El problema para Moody's es que si no se llega a esa candidatura conjunta –poco probable, según la nota-- se generará un conflicto entre los partidos catalanes, con el objeto de diferenciar sus propuestas, que podría ser negativo tanto para España como para Cataluña.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad