Muere un segundo policía en el atentado de Kabul

stop

Los fallecidos son el subinspector Jorge Garcia Tudela, y el policía Isidro Gabino Sanmartín Hernández

Traslado de una de las víctimas del atentado en Kabul

en Kabul, 12 de diciembre de 2015 (10:03 CET)

El subinspector de la Policía Nacional Jorge Garcia Tudela, residente en Granada, ha muerto esta madrugada como consecuencia del atentado terrorista perpetrado el viernes en Kabul cerca de la embajada de España, con lo que se eleva a dos la cifra de víctimas mortales, informó hoy el ministerio del Interior.

El otro fallecido en el atentado talibán contra una casa de huéspedes extranjera cercana a la legación diplomática española fue el policía Isidro Gabino Sanmartín Hernández, de 48 años, quien murió el viernes por la tarde, agregó el ministerio en un comunicado.

Todo el personal de la Embajada de España, entre ellos los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía que integran el destacamento de seguridad, han sido evacuados tras una intervención que se ha prolongado durante varias horas.  

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, tiene previsto desplazarse en las próximas horas a León para reunirse con la familia del policía Isidro Gabino Sanmartín Hernández, y a continuación viajará a Granada, donde visitará a los familiares de Jorge García Tudela, añade el comunicado.

Ataque suicida

Al menos diez personas, entre ellas los dos policías españoles español y cuatro agentes afganos, murieron y otras nueve resultaron heridas en el ataque talibán en Kabul, al que las fuerzas de seguridad pusieron fin hoy tras casi doce horas de enfrentamientos.

El portavoz del Ministerio de Interior afgano, Sediq Sediqqi, dijo a la agencia Efe en Kabul que los tres atacantes que penetraron en el edificio fueron abatidos, mientras que un cuarto insurgente suicida pereció en la explosión de un coche bomba al inicio de la acción.

Sediqqi explicó que un primer atacante suicida hizo detonar un vehículo cargado de explosivos en el muro de entrada a la casa de huéspedes, abriendo camino a los otros tres talibanes, que estaban equipados con armas ligeras y pesadas, incluyendo lanzagranadas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad