Navarro abre el melón y pide que el Rey abdique

stop

MONARQUÍA

Pere Navarro, en el Consell Nacional. EFE / Albert Olivé

20 de febrero de 2013 (17:24 CET)

¿Inoportuno? ¿Pero cuándo es oportuno lanzar una petición cargada de dinamita? ¿Un domingo? ¿El día del debate del estado de la nación? El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha querido abrir el melón sobre la sucesión del Rey Juan Carlos I, sin esperar el permiso de nadie. Navarro, rodeado de empresarios en la Cambra de Comerç, ha pedido que se haga cuanto antes.

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha reclamado la abdicación del Rey Juan Carlos, para que el Príncipe Felipe sea el nuevo jefe del Estado y lidere una transformación de España. Con el convencimiento de que se necesita un nuevo impulso democrático, y de que el periodo que arrancó con la transición está agotado, Navarro, --necesitado él mismo de una proyección mediática y política que sitúe al PSC en el escenario político--, ha reclamado una reforma de la Constitución.

Segunda transición

En una “segunda transición”, que debería protagonizar el Príncipe Felipe, la Constitución debería dibujar una España federal, en la que Catalunya se sintiera plenamente reconocida. Sin embargo, pocos minutos después de que Navarro pronunciara su propuesta, el PSOE mostró su rechazo, y aseguró que no la compartía “en asbsoluto”.

Contrasta todo ello con algunos líderes de opinión, como Iñaki Gabilondo, quien en la Cadena Ser se mostraba recientemente a favor de que la monarquía se salvara, pero sacrificando ya al Rey Juan Carlos I. Sólo su abdicación, en favor del Príncipe Felipe, como ocurrió en su momento con su padre, el Conde de Barcelona, Juan de Borbón, en favor de Juan Carlos, la monarquía en España podría ahora ser un elemento de futuro.

Acompañado de empresarios

Navarro ha recogido ese guante, y es el primer dirigente político que reclama, en un foro empresarial, la abdicación de Juan Carlos I, después de agradecerle el “enorme papel” que tuvo en la transición política y en la recuperación de la democracia.

"Sería un relevo tranquilo y respondería a las necesidades de nuestro tiempo. En caso contrario, muchos ciudadanos podrían creer que lo que tocaría hacer sería cambiar el propio sistema monárquico, y pienso que no les faltaría razón si no hay una reacción a tiempo", ha sentenciado en una conferencia en la Cambra de Comerç. Un dirigente empresarial, de una importante compañía internacional, explicaba que la abdicación es ahora “un tema que está sobre la mesa en Madrid, y es una petición lógica”.

España federal


En un momento de gran incertidumbre, con una crisis política de gran alcance, y con las instituciones muy erosionadas por la corrupción, Navarro considera que se deben tomar decisiones arriesgadas. Y ese relevo al frente del jefe del Estado, sin abandonar el régimen de monarquía parlamentaria –aunque él mismo se ha declarado republicano-- puede ser el inicio de una gran transformación que solucione uno de los grandes problemas de España, el territorial.

El PSC sigue apostando por un sistema federal, que ni gusta a los nacionalistas catalanes, ni a los sectores más centralistas del PP y del PSOE. Y en esa reforma constitucional, en clave federal, se podría buscar el encaje de Catalunya, con varios elementos distintivos: el reconocimiento de Catalunya como nación –reconocimiento del carácter plurinacional, pluricultural y plurilingüístico del Estado--; reglas claras para preservar las competencias de la Generalitat, evitando duplicidades; representación de las comunidades autónomas en un Senado federal, y recursos a través de un pacto fiscal justo y solidario “que no penalice a las comunidades que más aportan al sistema”.

¿Es un brindis al sol? ¿Un intento de Navarro de liderar la agenda política, pese a que el PSC sigue sumido en una gran depresión?

Es, en cualquier caso, un conjunto de propuestas que buscan romper una dialéctica de confrontación entre España y Catalunya, según los dirigentes del PSC. El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, por ahora, está en otras batallas, como la de este mismo miércoles, en el Congreso, en el debate del estado de la nación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad