Navarro asume la “discrepancia” con el PSOE, pero buscará una consulta acordada

stop

COMITÉ FEDERAL DEL PSOE

El Comité Federal del PSOE. EFE / Zipi

12 de enero de 2013 (17:18 CET)

Complicado, difícil, extraño….Hay muchos adjetivos que Pere Navarro podrá utilizar a partir de ahora, cuando se refiera a la posibilidad de convocar una consulta sobre el derecho a decidir de los catalanes. Lo que parece claro es que la “discrepancia” con el PSOE sobre esa cuestión es notoria.
 
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba lo ha expresado en el comité federal del partido. Los socialistas del conjunto de España no aceptarán esa consulta.

Pero Navarro, que necesitaba, de hecho, un elemento tangible para demostrar que sí, que hay una diferencia entre el PSC y el PSOE, y que él está dispuesto a defender la singularidad del PSC, seguirá insistiendo en la celebración de una consulta que sea “legal, acordada y vinculante”. Navarro ha fijado su posición en el comité federal del PSOE y ha asegurado que el diálogo “no se ha roto”.

Acuerdo en el desacuerdo


Navarro ha dado la impresión, precisamente, de que se regresará a Barcelona satisfecho, porque ha obtenido lo que quería. Y es que se ha producido una especie de acuerdo entre PSOE y PSC. El punto en común es la apuesta por la reforma de la Constitución, para acabar de dotar a España de todas las estructuras propias de un estado netamente federal. Y acuerdan que el desacuerdo es el derecho a decidir.
 
El PSOE está en contra, porque entiende que Catalunya no puede decidir nada sin el concurso del resto de españoles. Y el PSC, por su parte, no puede renunciar, con la actual dirección o con cualquier otra, a una seña de identidad del socialismo catalán: que Catalunya puede y debe, en algún momento, ejercer ese derecho a decidir, porque se considera un cuerpo jurídico propio.

Pactar, ¿con quién?


Es un camino muy difícil para el PSC. Por un lado, el rechazo a la declaración de soberanía que ha pactado el president Mas con Esquerra Republicana, y que se votará en el Parlament. El PSC está en contra, por tanto, de la independencia. Pero, por el otro lado, desea que se reconozca el derecho a decidir, siempre que sea de forma pactada. ¿Pero pactada con quién, una vez el PSOE ya ha dejado clara su posición?

Por el momento, Navarro se conforma con la apuesta de Rubalcaba por la reforma de la Constitución. “Estamos de acuerdo en la reforma de la Constitución que nos permita avanzar hacia una España federal. Ha habido un avance muy importante", porque ese cambio constitucional debe estar relacionado con dar servicio y respuesta a la situación actual de derechos necesarios para los ciudadanos y las ciudadanas, y también respuesta a la cuestión territorial", ha afirmado el primer secretario del PSC.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad