Navarro emplaza a Mas a mantener su acuerdo con ERC

stop

ESTABILIDAD DEL GOVERN

Pere Navarro, en el Parlament./EFE/Albert Olivé

05 de abril de 2013 (14:42 CET)

Las elecciones autonómicas se celebraron el 25 de noviembre. Sólo han transcurrido tres meses desde la formación del Govern, a finales de diciembre. Y el President Artur Mas, tras su acuerdo de gobernabilidad con Esquerra Republicana, reclama un Govern de concentración que incluya a los republicanos y al PSC. ¿Pero ha realizado ya algún contacto para lograrlo? ¿Quiere cambiar el rumbo de su gobierno para conseguir el apoyo del PSC?

Esas son las preguntas que se formulan los socialistas. Según el primer secretario del PSC, Pere Navarro, ni lo uno ni lo otro. Los socialistas, por tanto, se desentienden de esa supuesta petición, y emplazan a Mas a que mantenga su acuerdo con ERC, si puede.

Cambio de rumbo

Navarro ha afirmado este viernes que Artur Mas debería cambiar “180 grados” para buscar un acercamiento. “Si no cambia el rumbo, con el PSC no puede contar”, ha afirmado en la sede del PSC. "Lo extraño es que, sólo tres meses después de su acuerdo con ERC estemos en esta situación, por tanto, que siga con ERC", ha sentenciado.

Algunos dirigentes socialistas consideraban que Navarro todavía no se había pronunciado con claridad sobre los cien días de gobierno de Mas, y sobre esa supuesta oferta del President. Y Navarro ha reaccionado con meridiana claridad. Está dispuesto a aguantar la presión.

La cuestión es que si Mas desea, realmente, un cambio de socio, todavía no lo ha explicitado, aunque en su balance de los cien días de gobierno, en el Palau de la Generalitat, asegurara que los contactos ya se habían producido.

Becas comedor y tercer sector


Navarro sí se ha ofrecido a buscar acuerdos en la negociación de los presupuestos, pero lo ve muy complicado, a pesar de que Mas se pueda quedar solo, tras la negativa de ERC a aprobar las cuentas públicas, incluso si se amplia el margen de déficit del 0,7% al 1,5%.

“Presentaremos enmiendas, con nuestras propuestas, y negociaremos”, ha afirmado, consciente, sin embargo, de las limitaciones para concretar posibles acuerdos. La batalla del PSC sigue siendo la de las políticas sociales, para paliar, en la medida de lo posible, un nuevo recorte en las becas comedor o en las ayudas al tercer sector.

Estructuras de estado

Lo que la dirección del PSC no entiende es que Mas pretenda incorporar a Esquerra Republicana y al PSC en el Govern, sin apenas cambiar su agenda política. Navarro ha considerado que no se puede emplazar a la sociedad catalana a una consulta sobre el derecho a decidir, y, de forma paralela, poner en marcha “estructuras de estado”, como la secretaria de Hacienda, o el consejo para la transición nacional.

El primer secretario del PSC ha incidido en ello, y ha mantenido el argumento principal. Si Mas quiere un nuevo socio, lo deberá dejar claro, y deberá situar otros objetivos. Para los socialistas, en estos momentos, no pueden ser otros que paliar la crisis y atender a los colectivos más castigados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad