Navarro toma la palabra a CiU y ofrece diálogo para los presupuestos

stop

GENERALITAT

Pere Navarro, en el Parlament./EFE/Toni Albir

29 de marzo de 2013 (12:05 CET)

El líder del PSC, Pere Navarro, está dispuesto a negociar los presupuestos con CiU. Sin embargo, desde la distancia que le permite saber que el President de la Generalitat, Artur Mas, se encuentra en una encrucijada: la que forma la presión de ERC, su socio de gobierno, por poner fecha para la consulta junto a las necesidades de las arcas públicas que obligan a moderar el discurso frente al Ejecutivo de Mariano Rajoy.

El primer secretario de los socialistas catalanes ha asegurado en una entrevista a Europa Press: "Cuando conozcamos las cuentas, lo tendremos muy claro: hablar y dialogar, es la marca de nuestra casa. Diálogo con voluntad de acuerdo".

CiU, en soledad

La oferta de Navarro rebaja las expectativas de Mas, que hace unos días pidió al PSC que se implicara en el Govern. Una posición muy parecida a la de los republicanos, que no están dispuestos a sufrir el desgaste de gobernar cuando día tras día se aplican nuevos recortes en la administración pública. Sin embargo, sí existe una diferencia entre socialistas y ERC. El partido que preside Oriol Junqueras firmó un pacto de estabilidad con CiU para esta legislatura.

Sobre este aspecto, Navarro no se ha mordido la lengua. El primer secretario del PSC ha advertido a Mas de que el Govern "es de todo menos estable", ya que ERC mantiene la incógnita sobre si aprobará las cuentas pese al acuerdo.

¿PSC de nuevo con ERC?

Navarro también desprecia la primera oferta de Mas porque no ve al PSC junto a ERC. El líder del PSC considera que el partido Junqueras sólo busca la confrontación y ha creado "una leyenda, muchas veces con datos falsos", que lo único que persigue es el conflicto entre Catalunya y el Estado.

"ERC no aporta mejoras a la sociedad catalana, y probablemente alguien debe de pensar que los socialistas somos el partido responsable. Pero esto no es una forma seria de gobernar. No se trata de que el presidente cambie de pareja cada tres meses", ha sentenciado.

CDC frena el ímpetu de la consulta

Por su parte, el vicesecretario general de coordinación institucional de CDC, Lluís Corominas, ha advertido de que plantear ya la fecha y la pregunta de la consulta de autodeterminación "sería un elemento de debilidad" de cara a la negociación con el Estado y entre las diferentes formaciones favorables al derecho a decidir, y ha invitado a ERC a trabajar para lograr consensos.

"Elementos como la fecha y la pregunta, tanto con Madrid --aunque sepamos que seguramente nos dirán que no-- como con ERC, PSC e ICV-EUiA, son elementos que no pueden ser de adhesión, sino de negociación", ha explicado el nuevo hombre fuerte del partido junto al secretario de organización de la formación, Josep Rull. Ambos han cobrado relevancia en la maquinaria política de CDC tras la dimisión a medias de Oriol Pujol como secretario general del partido tras su imputación en el caso ITV.

Corominas ha vuelto a posicionar el discurso de CiU muy próximo al del PSC al señalar que sería interesante lograr que la consulta se realizara dentro de la legalidad de España. "Todos pensamos que Madrid nos dirá que no, pero si tuviéramos la sorpresa de que nos dijera sí pero en 2015 ¿Quién se negaría?", ha asegurado el político. También ha remarcado el compromiso de CiU con el acuerdo de estabilidad firmado con ERC que establece la consulta para 2014 si no hay pacto entre ambos para aplazarlo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad