Nueva demostración de fuerza del independentismo catalán

stop

La ANC y Òmnium movilizan sus fieles en la concentración que este año ha dibujado una uve en las calles de Barcelona

11 de septiembre de 2014 (17:45 CET)

La Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural son las dos entidades sociales que han organizado la concentración en forma de uve con la que este año, como los dos anteriores aunque mediante distintos formatos, la Diada llega a la cúspide.

A la espera de las cifras oficiales, que serán totalmente contradictorias según la paternidad del cálculo, los 11 kilómetros de recorrido se han llenado de simpatizantes. Sólo por el nivel de pre inscritos, medio millón, la cabeza visible del movimiento, Carme Forcadell, ha dicho que la de este jueves es “la mayor manifestación de Europa”. Este dato le ha servido para celebrar el éxito de la cita antes de que termine.

La alternativa de Tarragona

Los ciudadanos que no desean la independencia tendrán una oportunidad para mostrar su posición en la manifestación que ha organizado Societat Civil Catalana en Tarragona a partir de las siete. Una de las participantes será Carme Chacón, que asegura que se siente extranjera en su propia tierra, porque, a su juicio, el 11 de septiembre ya no representa a todos los catalanes, sino a los independentistas.

De hecho, ese es el lema de Societat Civil Catalana, que con la idea de recuperar la Senyera, y el sentido común, pretende que la Diada sea vista como el día nacional de todos los catalanes, y no sólo, como ha ocurrido desde 2012, el día de la reivindicación soberanista.

Mas llama a no especular

La Diada empezaba desde el ámbito político con el llamamiento del presidente de la Generalitat, Artur Mas, a no especular con escenarios diferentes a la celebración el próximo 9 de noviembre de una consulta sobre la independencia de Cataluña. Con este mensaje, pretende erradicar el cada vez mayor convencimiento de que el trimestre terminará con la convocatoria anticipada de elecciones autonómicas.

“Lo tenemos todo preparado”, ha advertido dirigiéndose a Mariano Rajoy. Sin embargo, el nacionalista habría reconocido a Pedro Sánchez que “estudiará seriamente el adelanto” si no puede sacar las urnas. El secretario general del PSOE lo explicó anoche en una entrevista con Antena 3.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad