Núñez pierde el tercer grado y estará entre rejas las 24 horas del día

stop

Por decisión de la Audiencia de Barcelona

Redacción

El empresario José Luis Núñez abandonando la prisión de Quatre Camins de Barcelona en una imagen de archivo.
El empresario José Luis Núñez abandonando la prisión de Quatre Camins de Barcelona en una imagen de archivo.

en Barcelona, 14 de agosto de 2015 (18:54 CET)

A José Luis Núñez se le ha acabado la panacea. La audiencia de Barcelona le ha retirado el tercer grado del que disfrutaba y, a partir de ahora, tendrá que pasar las 24 horas del día entre rejas. Su hijo, Josep Lluís Núñez Navarro, está a la espera de la decisión de la Audiencia sobre su propio tercer grado.  

Ambos cumplen condena de dos años y medio de prisión por el caso Hacienda. Un asunto que se remonta a los años noventa, pero que se ralentizó judicialmente a base de recursos. Finalmente, los Núñez ingresaron en la cárcel en noviembre del año pasado.

La Generalitat les concedió el tercer grado

Sólo 47 días después de su ingreso en prisión, coincidiendo con Nochebuena, la Generalitat les concedió el tercer grado y desde entonces, padre e hijo sólo acudían a la cárcel de Quatre Camins en La Roca del Vallés para dormir.

Poco después, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 6 de Barcelona revocó ese controvertido tercer grado. Pero los Núñez recurrieron ante la Audiencia con el argumento de que la resolución de la jueza no estaba suficientemente motivada.

Delito continuado

La sección novena de la Audiencia ordenó entonces a la jueza que motivase mejor su fallo. La magistrada argumentó que los Núñez cometieron un delito "continuado de soborno" y que eso implica "un mayor reproche social y penal".

Además, añadió que los constructores ya se han beneficiado de una rebaja de la condena, puesto que en primera instancia fueron sentenciados a seis años de cárcel y luego esa pena fue reducida a los dos y medio que cumplen en la actualidad.

Sobornos a inspectores de Hacienda

Ahora, la Audiencia ha escuchado la argumentación de la jueza y ha decidido revocar el tercer grado de Núñez padre, de 83 años, quien a partir de ahora pasará las 24 horas del día en prisión. El hijo está a la espera de la resolución sobre su propia situación.

Los Núñez fueron condenados por la Audiencia de Barcelona en 2011 tras una larga instrucción por sobornar a inspectores de Hacienda para pagar menos impuestos en su constructora, Núñez y Navarro. La condena fue de seis años de cárcel para cada uno.

 

Ocho de los 30 meses de condena, en semi libertad

Los condenados recurrieron ante el Tribunal Supremo y consiguieron que se les rebajase la pena. También solicitaron el indulto y retrasaron una vez más su ingreso en prisión.

Pero esa petición llegó en un momento de plena efervescencia por los casos de corrupción cuando la sociedad empezaba a percibir un trato de favor por parte de la justicia a ricos y políticos. Así que el indulto se denegó y la Audiencia ordenó el ingreso en prisión de los Núñez, quienes, no obstante, han conseguido pasar ocho de los 30 meses de su condena en régimen de semi libertad.  

 

 

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad